El Primer Vicepresidente de la hermana República de Cuba, compañero Manuel Díaz-Canel, durante la sesión plenaria de la VIII Cumbre de Jefes de Estados y Gobiernos de Petrocaribe, calificó esta iniciativa como “una gran obra de solidaridad, hermandad y compromiso” con la integración de los pueblos, lo que ha permitido contrarrestar el legado de injusticia de siglos de colonialismo y neocolonialismo que condenó al Caribe a la desigualdad y asimetrías económicas.

Díaz-Canel dijo que Petrocaribe se concreta a pesar de la compleja coyuntura internacional, marcada por la crisis económica mundial y los altos precios del petróleo. La ejecución de Petrocaribe solamente es posible gracias a la solidaridad de la Revolución Bolivariana y la audacia del comandante Hugo Chávez que “tanto luchó por la integración latinoamericana y caribeña”.

Indicó que Cuba asiste a la VIII Cumbre de Petrocaribe no solo para ratificar la vigencia y continuada del proyecto, sino también para reafirmar el compromiso de trabajar incansablemente para convertir esta iniciativa en un mecanismo integral y articulador de la integración que permita impulsar la cooperación productivo y el intercambio de bienes y servicios entre las naciones, manteniendo al mismo tiempo programas de impacto social.

“También creemos podemos trabajar en la propuesta del presidente Nicolás Maduro, de lograr una zona libre pobreza”.

Subrayó que Cuba respalda la meta de conformar una Zona Económica de Petrocaribe, fruto del pensamiento del comandante Hugo Chávez, permitirá consolidar el mecanismo y construir un Caribe más unido económicamente y socialmente.

“América Latina y el Caribe avanza hacia una integración que puede y debe consolidar nuestra unida dentro de la diversidad, para encarar los desafíos más apremiantes. Entendemos que la unidad que construimos es nuestro más preciado bien y hacia donde deben estar dirigidos todos nuestros esfuerzos”, indicó el vicepresidente cubano.

Aseguró que Petrocaribe “ya es Patria porque es solidaridad, es integración y es complementariedad y porque Petrocaribe también es humanidad”.

Revolución Sandinista

Al comenzar sus palabras, el compañero Díaz-Canel se refirió a la Revolución Popular Sandinista, recordando que este próximo 19 de julio cumplirá 34 años de haber derrotado junto al pueblo a la dictadura somocista.

“Con ese triunfo finalmente las ideas y luchas de Sandino fueron coronadas en Nicaragua”, dijo Díaz-Canel.

Aseguró que el pueblo cubano miró aquella victoria como suya, por lo que “la Revolución de Martí y Fidel brindó su solidaridad incondicional a la naciente Revolución Sandinista y muchos hijos de nuestro pueblo fundieron su sudor y su sangre con la de sus hermanos nicaragüenses en el empeño de transformar la arcaica sociedad” que heredó el FSLN producto de años de sangrienta dictadura, en una patria para todos sus ciudadanos.

Subrayó que en ese camino Nicaragua enfrentó la más férrea agresión del imperio que financió una guerra sucia para derrocar la Revolución Sandinista.

“En apego a los principios revolucionarios de igualdad y justicia social, el Frente Sandinista con el apoyo y la participación del pueblo posibilitó en el año 2007 el retorno del sandinismo al gobierno y abrió una nueva etapa de esperanzas reanudada en el año 2011 con la reelección de su líder indiscutible el querido comandante Daniel Ortega”, indicó el dirigente cubano.