Con ese objetivo las autoridades del Ministerio de Educación en conjunto con los estudiantes y representantes de la Federación de Estudiantes de Secundaria y la Juventud Sandinista, celebraron hoy un acto en saludo a la campaña nacional de alfabetización.

Roger Salgado Selva, Director del Instituto Rigoberto López Pérez, y enlace educativo del Distrito I, aseguró que en estos momentos se está trabajando en la segunda fase de tres meses de la jornada de alfabetización.

Solo en el distrito uno se pretende que 400 jóvenes estudiantes del último año de secundaria se involucren para alfabetizar a igual número de personas.

Además brindarán reforzamiento a aquellos adultos que fueron alfabetizados en la jornada que se realizó en los últimos meses del año 2011.

La meta es que los alfabetizados alcancen la batalla por el sexto grado, para ello los estudiantes están siendo capacitados en el uso de herramientas como la cartilla de alfabetización y el manual del alfabetizador que permitirá mayor comprensión en el proceso de aprendizaje.

En el distrito uno los centros de estudio que participan en la campaña de alfabetización son el Instituto Rigoberto López Pérez; Elvis Días Romero; Solidaridad por la Paz, Máximo Jerez y el Colegio Guardabarranco.

En la zona rural también se está trabajando en Santo Domingo, las Sierritas y Jocote Dulce, detalló Selva y agregó que el compromiso de los estudiantes con la campaña de alfabetización es  voluntario.

Darling Molina, estudiante del Colegio Público Máximo Jerez, expresó que ella está integrada en el contingente de jóvenes que quieren reducir el analfabetismo en el país.

“Estamos contentos  con esto porque vamos a reducir el analfabetismo en Nicaragua y así muchas personas y muchas familias nicaragüenses  podrán trabajar y ser alfabetizados  y así el país podría salir adelante”, aseguró.

Explicó que muchos de los jóvenes se integraron el año pasado y por lo tanto también darán seguimiento a las personas que alfabetizaron en la fase anterior que concluyó en diciembre.

“Es una experiencia muy bonita  porque así nosotros tenemos la satisfacción de servirle a los demás  y poder ayudar al país de esta manera”, reiteró Molina.

Por su parte Yajaira Centeno, otra de las jóvenes que se integrarán a las brigadas de alfabetización, indicó que el esfuerzo que están haciendo los jóvenes es una manera de retribuir al país todo el esfuerzo que se está haciendo por la educación.

“Lo tenemos que hacer para que nuestro país avance y que no exista el analfabetismo. Nicaragua es un país que tiene que avanzar entonces nosotros  lo hacemos porque nos nace ayudar a otras personas para que sepan leer y escribir”, explicó.