La vicepresidenta compañera Rosario Murillo, destacó que las familias nicaragüenses mantienen la hermosa costumbre de no olvidar a sus seres queridos que están en otro plano de vida, en este Día de los Fieles Difuntos.

“Hoy es lunes dos de noviembre, desde ayer las familias, las familias en todo el país se desplazan hacia los camposantos, una hermosa costumbre, nunca olvidar a nuestros seres queridos que están en otro plano de vida y desde allá con Dios nuestro señor, con nuestra madre María, desde allá interceden por todos nosotros”, dijo.

“Hoy dos de noviembre hemos rendido homenaje, sentido, emotivo homenaje a nuestros seres queridos en todas partes, también, por supuesto hemos invocado a Dios, a nuestra madre y a nuestros santos ayer que celebrábamos a los santos, todos los santos y los santos nuestros seres queridos que están ya allá intercediendo por nosotros y les decíamos, imploramos bendición, más bendición en forma de protección en esta nuestra Nicaragua donde estamos esperando el huracán Eta, que ha pasado a categoría tres y estamos, estamos en oración en primer lugar, en invocación al altísimo en primer lugar. Y luego haciendo todo lo que hemos aprendido hacer, todo lo que hemos practicado tantas veces, aplicando nuestros conocimientos, experiencias, cuántos huracanes nos han llegado y hemos atendido y hemos salido adelante, gracias a Dios con la fortaleza nuestro pueblo”, expresó la vicepresidenta.