El Ministerio de Salud de Nicaragua desarrolló el tercer congreso nacional sobre las complicaciones obstétricas con el objetivo de crear un intercambio de experiencias entre intensivistas de todo el país.

La hemorragia, la preeclampsia, la asepsia y las cardiovasculares son las enfermedades y complicaciones más frecuentes en las embarazadas.

Un mejor abordaje, las buenas prácticas del Minsa viene a impactar en la mejoría de cada paciente disminuyendo la mortalidad materna en los últimos años.

Según reportes del Minsa en los últimos años pasó de 110 por cien mil nacidos vivos hasta 34 en el último año.

MINSA

Las estrategias de salud como la atención primaria, las casas maternas, el fortalecimiento a las áreas hospitalarias, capacitación del personal médico, construcción de nuevas unidades de salud ha logrado salvar más vidas en el país.

El doctor José Castillo Valenzuela, mencionó que este congreso contribuye a “vigilar la atención de la mujer crítica. En este caso vamos a tratar los principales casos y complicaciones durante el embarazo y después, ayudándonos de esta manera a unificar conceptos, un mejor manejo y determinar los lineamientos para el manejo de las pacientes críticas”.

María de los Ángeles Narváez, del departamento de Jinotega, dijo que “estos temas son de gran relevancia porque en el país tenemos la meta de disminuir la mortalidad materna. En Jinotega años atrás teníamos un gran número de mujeres fallecidas de hasta 24 por año y en el año 2019 fueron 8 las mujeres fallecidas y esperamos seguir disminuyendo hasta llegar a cero muerte”.

En las zonas alejadas del país las mujeres corren riesgos durante su embarazo, es por ello, que el gobierno sandinista creó casas maternas donde se pueden alojar y recibir atención médica durante su embarazo para poder lograr tener sin complicaciones a sus hijos.