La Alcaldía de Managua en compañía de la Embajada de Taiwán entregó una vivienda digna al señor Marvin Rivera, quien recientemente perdió su humilde vivienda, ubicada en el barrio Jonathan González, tras un incendio que arrasó con todo.

Don Marvin de más de cincuenta años se dedica a vender de manera ambulante y para él fue muy duro recibir la llamada donde le avisaban que su casa estaba siendo devorada por las llamas.

Inmediatamente al conocer su caso, la Alcaldía de Managua dispuso personal para que en el menor tiempo posible construyeran una nueva casa digna a don Marvin.

Me siento feliz porque tengo una casa nueva y es gracias al presidente Daniel y a Rosario Murillo. Es una bendición para mí. Yo estaba afligido porque en mi mente se venía la idea de cómo hacer para poder levantarla de nuevo, comentó el protagonista.

Recuerdo que andaba trabajando como jardinero ambulante. Buscando la vida me llamaron que mi casita estaba quemándose y se me oprimió el corazón al saber que todo lo había perdido en un segundo, contó.

El Embajador de Taiwán, expresó que seguirán acompañando a la Alcaldía de Managua y al gobierno del presidente Daniel Ortega con proyectos como este que los han hecho testigos de la felicidad y el cambio de vida de las familias humildes.

Me llena de mucha satisfacción estar reunidos con todos ustedes. Estar aquí es un símbolo de unión entre los pueblos y gobiernos de Nicaragua y Taiwán. Este lindo proyecto lo comenzamos en el mes de octubre del año 2018, son dos años de entregar estas casa digna.

Una de las cosas más importantes es tener un techo seguro y hoy día el hermano Rivera tiene su casa segura, un anhelo de todas las familias y estamos conscientes de ello, por eso el gobierno de Taiwán siempre apoya esta política y este compromiso del presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario”.

La alcaldesa de la capital, Reyna Rueda, manifestó que esta es la segunda vivienda que se entrega a don Marvin y que es gracias al tendido sandinista que se encuentra en los barrios quienes están pendientes de las necesidades de las personas más vulnerables.

En el barrio Jonathan González hemos entregado cincuenta y cuatro viviendas dignas y seguras. A don Marvin en el 2013 se le entregó una casita digna, pero el 5 de octubre se quemó y cuando eso sucede la familia del frente sandinista está presente diciendo aquí estamos para servirle y de eso se trata ese modelo de atención integral, aseguró.