Con un avance del 90% se encuentra el nuevo pozo de abastecimiento de agua potable construido por la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) en el barrio San Judas, obra que garantizará un servicio constante a 11 barrios del sector, los que sin duda mejorarán su calidad de vida a través de este nuevo esfuerzo que realiza el gobierno sandinista.

Elí Escorcia, gerente de perforación de pozos de Enacal destacó que la obra cuenta con una inversión de 7.5 millones de córdobas.

La obra consiste en la perforación de un pozo de 1 mil pies de profundidad, con una capacidad de generación de 700 galones por minuto, lo cual beneficia a un total de 2 mil 425 familias, las que tiempo atrás tenían un servicio limitado de abastecimiento. Esperamos que la obra esté finalizada a mediados del mes de noviembre”, destacó.

La obra estará sustituyendo el pozo ya existente, el que ha cumplido con su vida útil tras 20 años de brindar abastecimiento a más de 13 mil pobladores.