La compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de la República recordó que este 29 de septiembre las familias católicas de Nicaragua celebran el día de San Miguel Arcángel.

Hemos recibido una cantidad de mensajes de hermanos y hermanas que saben que somos devotos del Arcángel San Miguel, el príncipe de las milicias celestiales a quien siempre invocamos, pidiendo protección, pidiendo bien para las familias, bien para todos, pidiendo que aleje las tinieblas de manera permanente, las tinieblas que desaparezcan de nuestra Nicaragua Bendita, como han venido desapareciendo las tenebrosas nubes que pretendieron oscurecer para siempre a nuestra Nicaragua”, comentó.

Que nos bendiga siempre, que interceda como arcángel ante el altísimo para que estemos protegidos del mal en todo momento. Y bueno, se celebra en Mozonte, en Masaya, tenemos cantidad de municipios donde hay iglesias que llevan el nombre de San Miguel, es más, en las casas siempre hay una estampita, una imagen, algo que nos hace vivir la invocación permanente al arcángel Miguel para disipe el mal”, agregó.

La compañera Rosario Murillo también se refirió a nuestro recuerdo hoy como nicaragüenses para su Eminencia Cardenal Miguel Obando y Bravo, su Eminencia Reverendísima, Pastor de la Paz, del cariño, de la Reconciliación en esta Nicaragua de fe, de devoción y esta Nicaragua que con confianza en Dios y como gran familia camina hacia el futuro con el sol que nos ilumina y que nunca declina, siempre en nuestros corazones el Cardenal, su eminencia Miguel Obando y Bravo, pastor de la reconciliación”.

La vicepresidenta reiteró que somos ese pueblo orgulloso de nuestros héroes, de nuestros patrimonios, naturales, culturales, de nuestros talentos. Magníficos tesoros humanos somos los nicaragüenses, cómo apreciamos nuestra manera de ser y de vivir.

Pueblo digno, grande, creyente, devoto, potente, pueblo de Darío, pueblo de Zeledón. El domingo 4 de octubre celebrando, conmemorando ese carácter que tenemos los nicaragüenses, esa idiosincrasia que nos caracteriza, valientes dignos, pueblo de Zeledón y Sandino, pueblo amante de la paz y pueblo cristiano”, subrayó.

Destacó que como Gobierno de Nicaragua “seguimos con todos nuestros programas, nuestros proyectos, trabajando, disfrutando, además, de nuestro país, de nuestros paisajes, de nuestra cultura local, de nuestras bellezas, queriéndonos y cuidándonos siempre en familia. Somos Nicaragua bendita y siempre libre, aquí reina Jesús por Siempre, y la insurrección es de la esperanza que se alza todos los días con puro corazón. Somos siempre victoriosos, Patria hermosa de amor y concordia y todos juntos, con confianza en Dios, como gran Pueblo, alcanzamos grandes victorias, así es que vencemos, así venceremos”.

Que linda, linda es Nicaragua

Bendita de mi Corazón

Si hay una tierra en todo el continente

hermosa y valiente

esa, esa es nuestra Nación.