Hoy vimos al enfermo, al perturbado, al asesino, al culpable, que quitó la vida a dos muchachitas y que hoy fue sentenciado a la máxima pena en estos momentos. Porque nadie, nadie puede aprobar que sigan libres personas como estas”, así se refirió la compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua sentencia de 30 años de prisión al delincuente Rosario Sosa Centeno, culpable de los delitos de violación y asesinato agravado en perjuicio de dos niñas en Mulukukú, Región Autónoma de la Costa Caribe Norte.

Hoy el acusado, ese señor que vimos en la televisión, Rosario Soza Centeno de 32 años, aceptó todos los cargos y fue sentenciado a la máxima pena en estos momentos, asesinato agravado, por cada una de las víctimas, en total 106 años de prisión, sin embargo en razón del artículo 37 de nuestra constitución política solo podría cumplir 30 años de prisión”, dijo.

Será también, dice la sentencia de la juez, que de acuerdo a la ley 779, tiene que ser sometido, el señor Rosario Soza, a programas de orientación, atención y prevención que disponga el sistema penitenciario para trabajar las conductas violentas y evitar reincidencias.

Vimos a la señora en las pantallas de televisión, queremos mandarle un gran abrazo a doña Carmen y sabemos que, en su corazón creyente, cristiano hay esperanza, la esperanza que Dios nos da todos los días de ir adelante, fuerza, la esperanza es fortaleza para caminar hacia adelante todos los días, la fortaleza del amor”, reiteró la compañera Rosario Murillo.

Vicepresidenta de Nicaragua

Cra. Rosario Murillo en comunicación con las familias nicaragüenses

Publicada por El 19 Digital en Viernes, 25 de septiembre de 2020

También agradeció la homilía que el miércoles 23 de septiembre hiciera Monseñor Pablo Smith, administrador apostólico de Siuna y Obispo de la Diócesis de Bluefields, “quien se refirió a esta dolorosa tragedia que también hoy vimos a través de los medios, vimos a la madre doliente como dijo Monseñor Pablo”, comentó la vicepresidenta.

Y decía Monseñor Pablo, que esas muchachitas pertenecían a la infancia misionera para conocer mejor el amor que Dios tiene para con sus hijos, entonces celebró la misa el día miércoles, por ellas, para que intercedan allá donde están en el reino, por nosotros. Están en el cielo, dice monseñor, intercediendo por su mamá y su hermanita y por toda la comunidad aquí en Lisawe”, dijo la compañera Rosario refiriéndose a la homilía.

Y después hace una serie de reflexiones de como siempre es importante conocer los hechos antes de hablar, siempre, siempre conocer los hechos antes de hablar y dice que con la Gracia del señor podemos superar nuestras pasiones y pedir que recibamos la fuerza y la Gracia”.

Importante, dice, darnos cuenta que en una tragedia hay aprovechamiento también por razones políticas, y que debemos de dejar de politizar todo, dejar la política a un lado y vivir nuestra fe cristiana, a eso llama el señor obispo de Bluefields, Pastor del Amor y la Concordia en su diócesis, Monseñor Pablo Smith, agradecemos profundamente sus palabras y el llamado que nos hace quitar, evitar el idioma que, con palabras explosivas, haga daño”.

Yo, dice, tengo 50 años de vivir en Nicaragua y sé que tenemos que reconstruir este país, vi la guerra de los 70 allá por el lado de Waslala y Picamba, vi la guerra cuando buscaba a los sandinistas y monseñor David, que en paz descanse, tenía que denunciar más de 350 desaparecidos por el somocismo… La guerra de los 80 peor todavía, hermanos contra hermanos, familias donde unos están a un lado y otros a otro lado, pero dispuestos a matarse los unos a los otros. ¡Cómo podemos llamarnos cristianos si estamos dispuestos a matarnos, los unos a los otros!”

Ahoritita estamos en paz, si y no, y tenemos que aprovechar este tiempo para como cristianos nutrirnos con la Palabra de Dios, y que la Palabra sea fielmente seguida por nuestros corazones, en nuestros corazones, que se haga presente en nuestra vida cotidiana, en nuestras comunidades, en nuestros momentos de reflexión, buscando el bien con amor mutuo, incluso capacidad de sacrificios de uno por otro, buscando el bien de todo”.

Muchísimas gracias monseñor Pablo por esas sabias palabras. Por eso decíamos hace un momento, seguir la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al señor, palabra de Dios, Timoteo 2: 22”.

Aquí reina Jesús por Siempre

La compañera Rosario también reflexionó que como pueblo orgulloso de nuestro patrimonio culturales, naturales de nuestros héroes, de nuestros talentos, de nuestros tesoros humanos, de nuestra manera de ser, nuestro modo de vida, nuestra manera de vivir, como pueblo digno, grande, como pueblo de Rubén Darío, de Zeledón y Sandino y como pueblo amante de la paz, reafirmamos, aquí reina Jesús por Siempre, y nos llamamos a seguir disfrutando de todo lo que somos, todo lo bueno que tenemos, nuestras bellezas, nuestra cultura local, a seguir cuidándonos, queriéndonos, protegiéndonos en familia.

Porque somos Nicaragua siempre bendita y siempre libre, porque tenemos esperanza, porque vivimos y avanzamos en resurrección de la esperanza, porque vamos adelante, siempre victoriosos, en Patria de amor, de concordia, Patria hermosa, todos juntos con confianza en Dios nuestro señor, vamos adelante todos juntos vencemos, es juntos que vencemos y es juntos que venceremos.

Que linda, linda es nuestra Nicaragua
Bendita de nuestros corazones
Y si hay una Patria en todo el continente
Hermosa y Valiente, esa es nuestra Nación”