El Hospital militar Alejandro Dávila Bolaños suscribió este martes un convenio de colaboración con una universidad y una fundación cristiana para fortalecer el programa de voluntariado que desde el 2018 mantiene ese centro asistencia.

El hospital a través del Programa de Atención Médica Especializada (PAME) cuenta en la actualidad con mil 500 jóvenes que laboran en el voluntariado y son los que llevan a sus residencias los medicamento a unos 5 mil pacientes especialmente de la tercera edad.

Elifar Salvador González, gerente general del PAME dijo que se firmó un convenio con la Universidad Nicaragüense de Estudios Humanísticos (UNEH) y la Fundación Cristiana Ubunto Nic para fortalecer el programa del voluntariado donde se encuentra el programa de entrega de medicamentos a los pacientes.

Dijo que la entrega de medicamentos en los domicilios de los pacientes es para contribuir más en la atención y calidez que brinda el Hospital Militar y de “esta manera el hospital Alejandro Dávila Bolaños continúa desarrollando acciones en pro de la seguridad, calidad y satisfacción a los usuarios…”

PAME1

Precisó que los jóvenes del voluntariado siempre están cumpliendo los protocolos establecidos por el Hospital Militar.

La ingeniera Yamileth del Carmen Alguera Maradiaga vicerrectora académica de la Universidad Humanística reiteró el compromiso de esa alta casa de estudios para seguir apoyando a la comunidad “desde la formación de nuestros profesionales tanto en la entrega de medicamentos y apoyo a los pacientes y sus familiares”.

Este convenio está vigente desde el año 2018 y ha sido parte de la formación integral de nuestros jóvenes”, añadió la vicerrectora de la referida universidad.

Esa universidad cuenta con un protocolo de capacitación donde los jóvenes se integran a través de grupos rotativos. Los jóvenes previamente reciben un esquema sobre cómo funciona el Hospital Militar, cuáles son las áreas que ellos deben apoyar en una primera etapa.

También son entrenados en el tipo de cuido que deben garantizarle a los pacientes y sus familiares en el marco de la pandemia.

Participan en el voluntariado los jóvenes que en esa universidad cursan las carreras de enfermería, farmacia y psicología “pero está abierto para otras carreras”. No hay límites de edades porque en la universidad estudian jóvenes y personas adultas”.

PAME1

PAME1

PAME1

PAME1

PAME1