“Al final del año vamos a tener una inflación menor al diez por ciento, o sea de un dígito; eso es lo que planeamos”, refrendó Guevara al ser consultado sobre el impacto que tiene en los niveles de inflación, el incremento de la tarifa del transporte interurbano, producto del incremento del precio del crudo, que al día de hoy se cotiza arriba de los 100 dólares por barril.

El funcionario del Poder Ciudadano, manifestó que conforme a los datos acumulados al último día de febrero y a pesar del incremento en la tarifa de transporte y otros rubros, la inflación se mantendrá bajo los parámetros calculados por el gabinete económico del Gobierno Sandinista.

Explicó que el impacto que ha tenido en diversos sectores económicos ha sido menor a lo que se ha querido hacer ver por algunos medios de comunicación, ejemplificando que los costos de producción en el sector lácteo, ha sido de 10 ó 20 centavos de córdobas por cada litro de leche.

Mientras en el sector transporte, el impacto en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) ronda entre los 0.76 y 0.78, lo que “es una cosa que no es relevante”, aseguró Guevara.

Indicó que estos niveles de control se deben en gran parte a la política de subsidio que garantiza el Gobierno Sandinista, particularmente en la tarifa del transporte urbano colectivo, que se mantiene desde hace cinco años en 2.50 córdobas.

“Eso sí pesa mucho en el IPC, eso pesaría hasta un 3 por ciento”, indicó Guevara al explicar el impacto grave a nuestra economía, si el pasaje urbano se dejara regido bajo las políticas del libre mercado.

Reiteró que el Gobierno Sandinista impulsa políticas que eviten grandes impactos en la economía familiar, a partir del incremento en los precios de los combustibles en Nicaragua.

Indicó que la única manera que la inflación tenga cifras superiores a un dígito, es que el petróleo alcance los precios del 2008, cuando un barril de crudo se cotizó encima de los 145 dólares.

“Nosotros no somos productores de petróleo, eso tiene que quedar muy claro para todos. Por supuesto una situación que salga más allá de los límites, dentro lo que nosotros podemos mantenernos y que el precio del petróleo se fuera encima de lo que ocurrió en el año 2008 por ejemplo, eso va a tener impacto definitivamente. No somos magos, no somos brujos, tenemos que vivir la realidad y la realidad nos dice que hasta hoy, la trayectoria de los precios del petróleo, son consistentes como la planificación que hicimos”.

Recordó que en los cálculos hechos por el Gobierno Sandinista, se estiman precios menores a los 100 dólares y un poquito superior a esa cifra. Diversos estudios indican que el precio del crudo por barril al finalizar el año será de 106 dólares, pronóstico que también coincide con el del Fondo Monetario Internacional (FMI).

"La inflación por definición es el incremento a nivel general de los precios. No hay inflación porque suba un precio, u otro u otro, o un conjunto de precios, la inflación es cuando el incremento en los precios, en el nivel promedio de los precios tiene un incremento, entonces uno dice, hay inflación", explicó Guevara.

La factura petrolera de Nicaragua asciende a unos 800 millones de dólares anuales.

Guevara también volvió aclarar que la reforma a la Ley Orgánica del BCN, enviada a la Asamblea Nacional por el Presidente Daniel, no va encaminada a eliminar la firma del presidente del Banco Central, de los billetes de circulación nacional, explicando que solamente es un reforzamiento a la potestad que tiene el Consejo Directivo del BCN de definir las características que tendrán nuestro papel moneda.