La compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua, recordó este 11 de septiembre a todos los hermanos de distintas nacionalidades que perdieron la vida en el ataque terrorista de hace 19 años.

También recordó que este 11 de septiembre se cumplen 47 años del golpe de estado contra el Presidente de Chile, el hermano héroe de Nuestra América, Salvador Allende.

Refiriéndose al ataque a los Estados Unidos hace 19 años, la compañera Rosario enfatizó que fue un evento que sacudió al mundo, “ese terrorismo que no debe permitirse en ninguna parte del mundo, porque el terrorismo es imperdonable, es un pecado capital en todas partes”.

Por esos somos los primeros en condenarlos en cualquier parte de este planeta nuestro, y somos también los primeros en trabajar en contra del terrorismo aquí, allá o donde sea”, subrayó.

Recordó que aquí en Nicaragua hemos sufrido el terrorismo, “hemos sufrido el terrorismo de las potencias agresoras, y hemos sufrido el terrorismo de agentes locales, financiados por potencias agresoras”.

Lo condenamos de todo corazón, y nuestra solidaridad todo el tiempo con las familias que pierden seres queridos, porque el terrorismo todavía sea en este mundo. Con los que han perdido seres queridos y con los que pierden seres queridos todavía en estos tiempos como producto de ese terrorismo criminal”.

La compañera vicepresidenta destacó que fueron 2 mil 977 personas. De esas 139 eran de nuestra Patria Grande, 25 de República Dominicana, 21 de Argentina, 18 de Colombia, 16 de Jamaica, 15 de México, 13 de Venezuela, 11 de Ecuador, 7 de El Salvador, 6 de Cuba, 6 de Paraguay, 4 de Honduras, 3 de Bolivia, 3 de Brasil, 2 de Chile y 1 de Uruguay, además de todos otros ciudadanos que perdieron la vida lamentablemente eran ciudadanos de los Estados Unidos de Norteamérica.

Nuestro recuerdo, nuestras oraciones y nuestra solidaridad con todas las familias”, enfatizó.

Ese Chile de Allende

La vicepresidenta de Nicaragua también recordó el heroísmo de Salvador Allende hace 47 años, “el ejemplo que ha significado para los pueblos libres del mundo y de Nuestramérica, el heroísmo, la dignidad de Salvador Allende, de principios indoblegables, y ofrendar su vida defendiendo la justicia, las Ideas por las que había luchado, defendió sus principios, sus valores y entregó su vida. Es un ejemplo, un héroe más en el firmamento de los próceres y del heroísmo nuestroamericano”, finalizó.