La compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua, destacó que el trabajo honrado, la laboriosidad, la inteligencia, la sensibilidad y la creatividad de la familia nicaragüense nos permite convertir la oscurana en claridad y avanzar como artesanos de paz y bien, gran pueblo y grandes victorias.

Felicitémonos todos porque somos el pueblo de Dios que recibe todos los días la Gracia, la Gracia de avanzar con el corazón lleno de fortaleza, corazón bueno, con la mejor esperanza, y sobre todo con los valores de nuestra cultura cristiana y solidaria, avanzar como artesanos de paz, de bienestar, de derechos, como artesanos de alegría en nuestra Patria Bendita, comentó.

En este sentido saludó este 8 de septiembre al pueblo de Cuba, donde se celebra su Santa Patrona, la Santísima Virgen de la Caridad del Cobre, allá el santuario del cobre en Santiago y también en todas las provincias, “todos juntos invocando a la Santísima Virgen, nosotros en Nicaragua con nuestra Inmaculada Concepción de María y cada pueblo con su advocación, la santísima virgen de Guadalupe en México, y hoy 8 de septiembre la Virgen Santísima de la Caridad del Cobre, La Cachita le dicen los cubanos, y también se celebra la Natividad de la Virgen María”, subrayó la compañera Rosario.

Cuánta celebración de unidad cristiana, porque nos sentimos bendecida de tener una Madre, de tener a nuestro Padre, Dios y las tres divinas personas y tener una Madre que nos cuida y que nos arropa con su santo y sagrado manto”, finalizó.