La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo, manifestó que Nicaragua está de luto y conmovida por el trágico accidente aéreo ocurrido este jueves en la que perecieron 10 miembros del Ejército de Nicaragua, entre ellos miembros del Estado Mayor de la Fuerza Aérea.

“Nuestro país viste de luto. Estamos conmovidos, dolidos, compartiendo el shock, el dolor de la pérdida de estos hermanos valiosos, capaces, profesionales que han servido a nuestro pueblo por tantos años. Compartiendo el dolor de la partida con sus familiares, sus hijos, sus esposas, sus madres -aquellos que todavía tenían algún padre o madre vivo-, sus padres, sus hermanos, en fin, sus hermanos además de las Fuerzas Armadas del Ejército de Nicaragua, de la Fuerza Aérea”, dijo Rosario en comunicación con el pueblo a través de los Medios del Poder de las Familias y Comunidades.

“Han sido horas muy duras, horas en que nos hemos sentido cerca en el dolor, pero también cerca en el consuelo, ese consuelo que encontramos siempre en nuestra fe cristiana, en nuestro Dios, en la Virgen María, ese consuelo que encontramos para seguir adelante y para salir adelante”, subrayó.

La compañera aseguró que el Jefe del Ejército, Julio César Avilés, ha estado en comunicación permanente con Presidente Daniel Ortega, informándole de las tareas y labores de rescate.

Rosario dijo que si bien no se pierden las esperanzas, cada vez es más difícil la posibilidad de encontrar a cualquiera de los que viajaban en la aeronave con vida.

La compañera manifestó que los miembros de la Fuerza Aérea que sufrieron este accidente en distintas ocasiones acompañaron el Comandante Daniel en tareas en esta nueva etapa de la Revolución, y en el caso de los que fueron fundadores del Ejército, también durante la primera etapa.

“Muchos recuerdos, pero sobre todo mucho reconocimiento y mucho respeto a estos compañeros ejemplares, cuadros profesionales dedicados a la Patria, dedicados a su institución con nobleza, con entereza, con carácter. Cuadros que nos harán mucha falta”, afirmó.

Rosario dijo que el gobierno se une al dolor de las familias de cada uno de los fallecidos, entre los que están el Coronel Piloto Manuel Antonio López García, Jefe Estado Mayor Fuerza Aérea; Coronel Ingeniero Mario Alberto Jirón López, Jefe de la Base de Reparaciones Aéreas; Coronel Piloto Eugenio Enrique Alfaro, Jefe de Operaciones y Planes de la Fuerza Aérea, piloto de la aeronave; Teniente Coronel Aldo Mauricio Herrera Neyra, Jefe Sección de Armas, Dirección de Operaciones y Planes del Estado Mayor General; Teniente Coronel Chester Porfirio Vargas Martínez, Jefe Sección de Inteligencia y Contra-Inteligencia de la Fuerza Aérea; Teniente Coronel (coPiloto) Ildefonso José Hernández Sánchez, Jefe Inspectoría Aérea, copiloto de la aeronave; Teniente Coronel Francisco Cruz Corea, Jefe Sección de Personal y Cuadros de la Fuerza Aérea; Mayor Oscar Antonio Silva, técnico de aviación, Primer oficial de adiestramiento de la Fuerza Aérea; Soldado Osmar Antonio Acosta, chofer operador del grupo de artillería antiaérea de la Fuerza Aérea; y Cristhian López García, contador financiero de la Fuerza Aérea.

“Nos unimos a sus familiares y nos unimos a la Comandancia del Ejército de Nicaragua, al Estado Mayor, a los oficiales, a los soldados del Ejército de Nicaragua, de la Fuerza Aérea, de la Fuerza Naval. Todos estamos de duelo, todos estamos sentidos y todos estamos unidos en solidaridad y buscando que Dios nos fortalezca con su consuelo”, manifestó la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.