Al menos unos siete policías, incluyendo mujeres, fueron víctimas de violencia y agresión injustificada por parte de grupos ajenos infiltrados en la demanda justa que hizo la Unión Nacional de Adultos Mayores (UNAM) frente al edificio del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) este jueves.

Los adultos mayores, quienes se encontraban demandando, de forma pacífica, un reajuste a su pensión, fueron provocados por grupos ajenos a crear disturbios y arremeter contra las fuerzas policiales que brindaban seguridad a la población y resguardo al edificio del INSS en ese momento.

Autoridades del Hospital Carlos Roberto Huembes detallaron que la agente policial Paola Sevilla tiene una fractura en el radio derecho, cuyo hematoma es bastante grave y amerita ser intervenido; además el policía, identificado como Eddy, tiene una fractura completa en la rama mandibular izquierda, Laura está internada en el hospital capitalino con un trauma craneoencefálico y está presentando vómitos.

Otros compañeros de la Policía Nacional que fueron brutalmente golpeados responden a los nombres de Ricardo, Karla López y Francela Balladares. Hasta el momento, los resultados médicos apuntan a que estos efectivos fueron agredidos con pichingas cargadas de agua, palos y piedras.

Policías agredidos resguardaban edificio del INSS

El Jefe de la División de Relaciones Públicas, Comisionado Mayor Fernando Borge, tras realizar un recorrido por el hospital Carlos Roberto Huembes, donde serán intervenidos 4 de los 7 policías agredidos, indicó que actualmente están investigando a estos grupos ajenos a las protestas de los Adultos Mayores que causaron estos daños.

Asimismo, indicó que todos los policías agredidos estaban cumpliendo con su deber y misión constitucional y legal de proteger tanto a las instalaciones del INSS como a las personas que se encontraban dentro.

“Hubieron algunos momentos de forcejeo, de tensiones, violencia y agresión, que dio como resultado estos siete compañeros que el día de hoy hemos presentado; ha habido una situación aquí en que grupos de personas ajenas a los intereses reivindicatorios de este movimiento, o estos adultos mayores, se mezclaron en este reclamo y son los que generaron esta situación”, expuso.

El portavoz de la Policía Nacional indicó que esta institución ha garantizado que la Unión Nacional de Adultos Mayores (UNAM) realice sus reclamos y protestas en distintos lugares, no obstante grupos
infiltrados han manipulado la protesta al punto de quererse tomar el edificio del INSS y poner en riesgo la integridad física de las personas que se encontraban en el mismo.