Wendy Umanzor, de 27 años y habitante de Villa Reconciliación Norte en el Distrito VI, es la protagonista que recibió la vivienda digna 324 que entrega el buen gobierno sandinista a las familias como una restitución a sus derechos de vivir dignamente.

La joven recibió las llaves de su casa de manos del vicealcalde de Managua Enrique Armas y el embajador de Taiwán en Nicaragua, Sr. Jaime Chin Mu Wu, en representación del pueblo y gobierno hermano taiwanés que ha contribuido para llevarle felicidad a familias nicaragüenses al recibir sus nuevas viviendas.

Umanzor se mostró muy contenta y agradecida con el gobierno del comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo y Taiwán porque hoy recibió su casita construida, después de vivir 25 años en su antigua casa en deplorables condiciones.

DIGNA1

Antes era una casita pequeña de zinc, pero ahora ya es otra realidad, es una casita nueva y estoy agradecida con Dios primeramente y a nuestro Presidente que ha hecho realidad el sueño a muchas familias de tener una vivienda digna”, dijo la protagonista.

Señaló que en invierno pasaban momentos difíciles cuando el agua se les pasaba y mojaba todos sus enseres.

Por su parte, el vicealcalde resaltó la solidaridad que han tenido los hermanos de Taiwán para con el pueblo de Nicaragua en diferentes programas sociales, siendo el de viviendas uno de ellos.

DIGNA1

Asimismo, mencionó que en este barrio el buen Gobierno ha realizado obras de drenaje, calles de concreto hidráulico, con una inversión suman un millón de dólares desde el 2015.

El embajador Jaime Wu indicó que el proyecto de las viviendas dignas que impulsa la Alcaldía de Managua ha favorecido a muchas familias en los barrios.

Una casa digna es una vida digna, una vida con esperanza, con amor que siempre estamos de la mano con la Alcaldía y sus trabajadores, siempre para llevar el bienestar de vivir con una casa de condiciones dignas”, aseveró.

DIGNA1