No llevar el casco puesto al momento de conducir una motocicleta, conducir en estado de ebriedad o con aliento alcohólico, irrespeto a las señales de tránsito, entre otras, son algunas de las faltas cuyas penas monetarias y carcelarias serán modificadas mediante la Reforma a la Ley 431 para el Régimen de Circulación Vehicular propuesto por la Policía Nacional ante la Comisión de Paz, Defensa, Gobernación y Derechos Humanos recientemente.

El Comisionado General Juan Ramón Gradiz Blanco, Inspector General de la Policía Nacional, explicó que la propuesta de reforma a la Ley 431 es un componente que la institución viene desarrollando durante el presente año en aras de controlar, contener y reducir los accidentes de tránsito y por ende disminuir el efecto que estos producen en las familias nicaragüenses.

El alto funcionario policial detalló que la institución, antes de presentar la propuesta de reforma, ha venido trabajando tanto en la parte operativa de la regulación del tráfico vehicular, como en el aspecto preventivo y educativo.

“La reforma apunta principalmente a incidir sobre aquellos aspectos que vulneran más la seguridad de las personas al momento en que se desplazan o conducen un vehículo por las carreteras y vías de circulación. Para poner un ejemplo, hemos logrado ver que los conductores de motocicletas en vez de utilizar el casco como lo establece la Ley, muchas veces van circulando y llevan el casco en las manos. Esta infracción actualmente la ley la sanciona con una multa de 100 córdobas y es poco atendida por los conductores, menospreciando la norma que está establecida y a veces hasta poniendo en riesgo su propia vida”, manifestó Gradiz.

Valor de las multas y sanciones incrementará

El jefe policial afirmó que dicha infracción será elevada de 100 a 500 córdobas, al igual que otro tipo de conductas e infracciones a las cuales se les hará una revaluación y reclasificación, tales como el estacionamiento sin señalización de rastras y camiones con cargas en horas de la noche a lo largo de las carreteras, las cuales representan un serio peligro para los demás conductores.

“En síntesis, en lo que tiene que ver con las infracciones se hizo una revisión minuciosa, revisión detallada y aquellas que se entiende, de acuerdo a los análisis realizados, que son las principales causas que están afectando los accidentes estamos proponiendo incrementar los montos de las sanciones porque se trata de una sanción, como dice efectivamente la norma”, manifestó el Inspector General de la Policía.

Las sanciones por conducir en estado de ebriedad es una de las novedades de la propuesta de reforma a la Ley y las mismas han sido clasificadas en tres categorías: la conducción bajo aliento alcohólico, que es cuando una persona ha consumido algunos tragos de licor pero que no llega a un estado tan grave y cuya infracción pasará de 100 a 500 córdobas; la conducción en estado de ebriedad, la que será determinada por el alcoholímetro al registrar más de un gramo de alcohol por litro de sangre, caso en el cual se contempla la retención preventiva del conductor por periodo de 12 horas y la suspensión del derecho de conducir por un plazo determinado.

Y una tercera clasificación es cuando el conductor registra más de dos gramos de alcohol por litro de sangre, en cuyo caso la persona será detenida y remitida a una figura penal con una propuesta de sanción que puede ir de los seis meses hasta un año de prisión, más la suspensión de la licencia por el periodo que tarde la sanción que le sea impuesta por la autoridad judicial.

Para el caso de las personas que reincidan al cometer infracciones muy graves se les cancelará la licencia de conducir de forma definitiva.

“Las infracciones están clasificadas en tres categorías: muy graves, graves, y menos graves. Entonces se está aprovechando para tratar de hacer una actualización de los montos de las sanciones, porque estas sanciones estaban definidas y aprobadas desde el 2003, hay un desfase y se está proponiendo a la Asamblea Nacional hacer una actualización del valor de estos montos, de tal forma que la sanción más grave que anteriormente llegaba a 1,500 córdobas, estamos proponiendo que se actualice hasta 2,500 córdobas y en esto estarían la conducción en estado de ebriedad, exceso de velocidad, conducir y colisionar, y darse a la fuga que es una conducta muy grave, entre otras”, señaló el Comisionado General Gradiz Blanco.

Sanciones también se impondrá a agentes policiales que incumplan la ley

El Comisionado General Gradiz aseguró que las sanciones propuestas en la reforma a la Ley 431 también serán aplicadas a los oficiales y agentes policiales que incumplan la misma al cometer infracciones de tránsito, dado que son ellos quienes deberán dar el ejemplo a la ciudadanía nicaragüense.

“Nosotros desde la Inspectoría General normalmente estamos revisando las distintas quejas o los comportamientos incorrectos o inadecuados que nuestro personal, que nuestros compañeros realizan al momento de las operaciones como en este caso con el cumplimiento de la Ley de Transito”, agregó.

Respecto a este tema, Gradiz aseveró que la Jefatura Nacional con el apoyo y la decisión del Presidente de la República y jefe supremo de la Policía Nacional se ha aprobado la creación de una estructura especial, un destacamento de Patrullas de Asuntos internos, unidades que se encargarán de supervisar y controlar el trabajo y el comportamiento del personal policial que se encuentre desarrollando actividades operativas.

“A través de este mecanismo y de otros que nosotros desarrollamos, pero principalmente a través de este, vamos a estar supervisando y controlando el cumplimiento de esta ley por parte de nuestro personal”, reiteró el Inspector General.

Se continuará trabajo de prevención

El trabajo policial de los agentes de tránsito, no se limitará a aplicar multas y sanciones a los conductores que irrespeten la Ley, sino que también continuarán, al igual que en este momento, desarrollando actividades de prevención de accidentes de tránsito con charlas y capacitaciones a distintos sectores de la comunidad, centros educativos, iglesias y trabajando muy de cerca con los Gabinetes de la Familia, Comunidad y Vida.

“Seguiremos trabajando con los gabinetes de familia, los colegios, los conductores, en materia de prevención y pensamos, nuestro desafío es lograr controlar, reducir estos accidentes para evitar que más hogares nicaragüenses sean afectados por el dolor y luto que ocasionan los accidentes de tránsito”, puntualizó.

Tratamiento diferenciado en investigación de accidentes

El tratamiento diferenciado a las investigaciones de accidentes es otro de los aspectos que aborda la propuesta de reforma y adiciones a la Ley 431, dado que muchos de estos solamente dejan daños materiales y en menor escala, pero que por la colisión entre vehículos se produce obstrucción al paso vehicular ocasionando atrasos innecesarios a la población.

“Estamos proponiendo un tratamiento diferenciado a la investigación de accidentes con daños materiales, es decir que las personas van a poder mover sus vehículos a un lado de la carretera para que en el menor tiempo posible se pueda restablecer la circulación vehicular y no se atrase innecesariamente el tráfico de vehículos”, indicó.

“Esto también para nosotros es un elemento muy importante porque va a contribuir a mejorar los flujos, la circulación que muchas veces se afecta por este tipo de accidentes. Por supuesto que cuando se trate de accidentes con lesionados o muertos, la autoridad policial debe acudir para hacer la investigación de forma exhaustiva, porque en estos casos de acuerdo a la Ley está previsto que estas personas, los presuntos responsables de estos accidentes sean remitidos a la autoridad judicial correspondiente para que en esa instancia se determinen las responsabilidades”, agregó Gradiz.

La ley por ella misma no va a resolver los problemas de la accidentalidad de transito en el país, es importante que la población, los conductores, las familias nicaragüenses estemos claros que la Ley es apenas un instrumento importante que nosotros como autoridad encargados de revisar y de supervisar la circulación vial hacemos uso de ello, pero lo más importante en el tema de la accidentalidad de transito es que las personas, los conductores, los usuarios de las vías tengamos conciencia del daño y del dolor que podemos ocasionar de acuerdo a la actitud que tengamos al conducir.

Asamblea Nacional someterá a consulta propuesta de reforma

El diputado Filiberto Rodríguez López, presidente de la Comisión de Paz, Defensa, Gobernación y Derechos Humanos de la Defensa de la Asamblea Nacional, manifestó que la propuesta de la institución policial será sometida a discusión y consulta con diversos sectores tales como las universidades, el Ministerio de Educación, el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, las aseguradoras privadas, la aseguradora nicaragüense y otras instituciones, para posteriormente pasarla a plenario para su aprobación.

“Todo esto nos llevara todo este tiempo hasta el receso parlamentario, por lo menos tener las consideraciones, después del receso parlamentario entraríamos a la parte firme de reforma y adiciones a la Ley”, añadió Rodríguez.

Conductores apoyan reforma

Para los conductores de Managua, la reforma a la Ley 431 para el Régimen de Circulación Vehicular, es una buena iniciativa la emprendida por la Policía Nacional al proponer se adicionen algunos elementos a la Ley y de esa forma buscar la reducción de accidentes de transito.

“Está muy bueno que hagan una reforma para evitar que haya más accidentes, porque por las calles circulan muchas personas que anda tomadas y manejando y con ello producen accidentes e incluso muertes”, expresó Juan Carlos Rivas.

El conductor de motocicleta, Orlando Miranda afirmó que será una buena medida la que implementará la Policía para sancionar a las personas que conduzcan bajo los efectos del alcohol, pero también contra aquellos que conducen motocicletas y llevan el casco en el brazo en lugar de proteger sus cabezas.