Los logros alcanzados con la implantación de la Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres (Ley 779) a un año de su aprobación fueron puestos de manifiesto por legisladores de la Asamblea Nacional.

El diputado Carlos Emilio López, aseguró que la Ley es la primera norma jurídica que tipifica y sanciona las distintas formas de violencia contra la mujer, siendo estas: violencia física, psicológica, sexual, laboral y el femicidio.

Entre los principales logros destacó la creación de la comisión nacional interinstitucional para prevenir y sancionar la violencia contra la mujer, la cual integra a todas las instituciones de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, y es presidida por el Ministerio de la Familia.

Además señaló que se elaboró la política nacional contra la violencia hacia la mujer; se crearon 12 juzgados especializados de violencia contra la mujer, 6 de los cuales funcionan en Managua y el resto en los departamentos del país.

Otro logro es la constitución del Modelo de Atención Integral, que funciona en las Comisarías de la Mujer y la Niñez. A ello añadió la construcción de 90 comisarías para completar 153, una por cada municipio.

“La Compañera Rosario Murillo anunció la construcción de 90 Comisarías, eso es un paso importante en la prevención de la violencia hacia las mujeres. Este anuncio va a significar que los 153 municipios van a tener una unidad especializada en donde la mujer pueda acudir a interponer una denuncia o recibir una atención psicosocial”, comentó López.

El diputado manifestó que desarraigar el modelo de violencia contra la mujer es un proceso largo de conciencia pública para cambiar patrones y antivalores. Ante ello, insistió en que “necesitamos desarrollar una cultura de nuevos valores”.

Entre los retos, López indicó que hace falta más educación para que desaprendamos los antivalores y asumamos nuevos valores que nos harán ver a las mujeres como personas, como seres dignos, con humanidad, con libertad, con derechos. “En la medida en que los hombres desaprendamos esa cultura de violencia se va a disminuir el fenómenos de maltrato hacia las mujeres”, aseguró.

Por su parte la diputada Irma Dávila, dijo que la ley es importante para toda la sociedad nicaragüense, y explicó que en la medida en que una mujer está protegida por la ley “en esa medida tendremos un país con mayor desarrollo”.

“Si hay violencia no podemos hablar de igualdad”, explicó Dávila, recordando que la Ley ha sido estudiada por magistrados y legisladores quienes concluyen que la misma no tiene ningún roce con la Constitución Política.

Finalmente, la diputada afirmó que “la mediación no cabe cuando estás hablando de la muerte de una mujer”, en respuesta a algunos sectores que demandan una reforma a ley 779.