Este miércoles se realizó en el centro de convenciones del Hotel Crowne Plaza el Foro Nacional “El derecho a la Educación, ruta hacia la erradicación del Trabajo Infantil”.

En el foro participaron distintas organizaciones sociales, sindicatos, organismos internacionales e instituciones del gobierno.

La actividad fue impulsada por una plataforma de más de 10 organizaciones unidas en el Grupo de Apoyo por la Erradicación del Trabajo Infantil. Entre estas organizaciones está la Organización Internacional del Trabajo (OIT), UNIRSE, empresas privadas y Organizaciones No Gubernamentales.

Martha Mora, directora de CARE Nicaragua, manifestó que el foro lo que busca colocar en la agenda nacional la discusión de cuál es la problemática del trabajo en Centroamérica y de manera particular en Nicaragua.

“Este año estamos lanzando la campaña por la erradicación del trabajo infantil que va a tener una duración de un año. Es una alianza que vamos a tener con tres plataformas regionales en Guatemala, El Salvador y Nicaragua, a la que se suman más de 30 organizaciones –redes de redes- de la sociedad civil, pero que incorporan también instancias de los diferentes gobiernos como el Ministerio del Trabajo que es una instancia que está altamente vinculada a esta problemática en tanto es el órgano rector a cargo de hacer el proceso de supervisión”, afirmó Mora.

Un problema de todos

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil y Adolescente realizada por la OIT, en Nicaragua hay 238 mil 800 niños de entre 10 y 14 años que trabajan, estando la mayor parte concentrada en las zonas rurales.

Mora destacó como muy importante el hecho de que en Nicaragua haya un marco regulatorio que prohíbe el trabajo infantil a menores de 14 años.

“Hay un esfuerzo muy importante de parte del Ministerio del Trabajo en cuanto a efectuar el procero de regulación. Hay esfuerzos de parte del gobierno en cuanto a programas emblemáticos como Amor para los Más Chiquitos que tiene que ver con dar una respuesta a una problemática que rebaza”, dijo.

“La solución de esta problemática no solo es competencia del gobierno o de los gobiernos de cada uno de los países, es una problemática que tiene que ver con los empleadores, que tiene que ver con el sector educativo, que tiene que ver con las madres y los padres de familia a efecto de cambiar ideas, creencias, prácticas y no solamente políticas que pueden regular la situación”, añadió.

Nicaragua es el que más ha avanzado

En relación a que tanto se ha avanzado en la erradicación del trabajo infantil, destacó que Nicaragua es de los países de la región que presenta la menor estadística.

“En términos de la región centroamericana Nicaragua es el que presenta la menor estadística”, dijo destacando que Guatemala concentra más de 1 millón de niños trabajadores.

Mora dijo que la meta que se ha planteado es que para el 2015 se logre el Objetivo del Milenio de erradicación progresiva del trabajo infantil y para el 2020 una erradicación de las peores formas de trabajo infantil, que son aquellas que pueden estar lacerando o generando daños físicos, psicológicos o morales a los menores.

Aún hay retos por delante en la región

Elena Montobbio, coordinadora regional de la OIT, manifestó que Latinoamérica es la que más ha avanzado en el mundo en cuanto a la lucha contra el trabajo infantil.

“Es la región que más ha avanzando en el mundo, es la que tiene en estos momentos unos índices de reducción más importantes, pero, sin embargo, quedan todavía 14 millones de niños trabajando, 9 millones de ellos en trabajos peligrosos o en las peores formas”, indicó.

Montobbio aseguró que a pesar de los logros, el trabajo infantil logra reaparecer en momentos de crisis o de regresión económica, de allí la importancia de “contar con todos los medios públicos para tener una política eficaz, una ruta de atención a los niños en su restitución de derechos y un itinerario de políticas públicas bien articulada”.