El Gobierno de Bolivia declaró emergencia nacional por efectos de la sequía en todo el territorio, que hasta el momento afecta a 16 mil 900 familias, a más de 48 mil cabezas de ganado y a 86 mil 452 hectáreas de tierra. La situación permitirá a Defensa Civil y a los gobiernos departamentales y municipales desembolsar recursos para responder a las necesidades generadas tras esta situación.

La información la confirmó, a través de su cuenta en Twitter, el corresponsal de teleSUR en Bolivia, Freddy Morales. “ Gobierno declaró emergencia nacional por sequía. Gabinete aprobó decreto”, escribió @FreddyteleSUR.

La prensa de Bolivia, precisó que el ministro de Defensa, Rubén Saavedra, informó que la decisión es consecuencia de la recomendación hecha por el Consejo Nacional para la Reducción de Riesgos y Atención de Desastres y Emergencia sobre la base de una evaluación de daños y efectos provocados por la sequía.

Las gobernaciones de Tarija (sur), Chuquisaca (sureste) y Santa Cruz (centro) aprobaron decretos para declarar desastre y emergencia en sus respectivas regiones, en consonancia con similar decisión asumida por los gobiernos municipales afectados.

“Los gobiernos departamentales puedan reasignar sus recursos en el ámbito de sus competencias para atender la emergencia, lo propio ocurre en los gobiernos municipales afectados. También, el propio decreto autoriza al Ministerio de Economía realizar desembolsos a Defensa Civil para atender esas contingencias”, explicó la autoridad.

El viceministerio de Defensa Civil, dependiente del Ministerio de Defensa, activó un plan de contingencia y dispone de recursos para atender las emergencias y, fundamentalmente, las necesidades de agua para consumo humano, animal y forraje para el ganado.

La población boliviana sufre, desde hace tres semanas, los efectos de una alteración radical del comportamiento del clima en su territorio, con temperaturas bajo cero en los departamentos de occidente y de calor intenso con sequías en el oriente, de acuerdo a los informes técnicos procedentes del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología.