La Asamblea Nacional aprobó una Reforma y Adición a la Ley General de Migración y Extranjería que mantiene las tasas por los servicios que brinda la Dirección General de Migración y Extranjería a los nicaragüenses y se actualizan e incrementan las tributos y/o multas por los trámites que realizan ciudadanos extranjeros.

El diputado Wálmaro Gutiérrez, presidente de la Comisión de Producción, Presupuesto y Economía de la Asamblea Nacional indicó que las tasas por cada uno de los servicios que brinda la Dirección General de Migración y Extranjería están por debajo de los cobros que hacen otros países latinoamericanos, incluyendo naciones centroamericanas.

Gutiérrez explicó que esta reforma a la ley migración y extranjería garantiza que las tasas o tributos por los servicios dados por la DGME mantengan su valor en el tiempo. Y si bien la ley contempla incrementar las tarifas de los trámites migratorios a los ciudadanos extranjeros, estas son mucho menores que los cobros que realizan naciones como Costa Rica, República Dominicana, Panamá, Honduras y Guatemala.

Aun con el incremento que se hace en esta ley a los extranjeros por servicios migratorios prestados por Migración y Extranjería en Nicaragua, estos cobros son mucho menores que los servicios de migración y extranjería de esos otros países les cobran a los extranjeros, por ejemplo el nicaragüense en Costa Rica que vaya a pedir un servicio migratorio paga más que lo paga un tico por venir hacer ese mismo trámite en Nicaragua”, ejemplificó Gutiérrez.

Con esta reforma a la Ley 762 o Ley General de Migración y Extranjería, los nicaragüenses que requieran un trámite migratorio podrán pagar en córdobas cada uno de los servicios, los que deberán cancelarse conforme al precio oficial del dólar norteamericano con respecto al córdoba “para garantizar el mantenimiento de valor frente al deslizamiento”.

Esta reforma no viene a incrementar a los nicaragüenses en un solo centavo las tasas por servicios migratorios, lo que viene es a garantizar de que el cobro por los servicios migratorios no se devalúe en el tiempo, y en tercer lugar, viene a actualizar las tasas por servicios migratorios a los ciudadanos extranjeros que siguen siendo muy por debajo de lo que se cobra en el resto de países de Centroamérica y para garantizar de que estamos cumpliendo a cabalidad los artículos 34, 35, 36 y 37 de la Ley Orgánica del Banco Central”, explicó el legislador sandinista.

Con esta reforma también se busca generar recursos adicionales a los ya establecidos vía Presupuesto General de la República para que nuestro sistema general de Migración y Extranjería mantenga sus estándares de calidad, servicio profesional y modernidad que desde el 2007 a la fecha ha garantizado el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional.

Esta ley está corrigiendo un error del diputado Maximino Rodríguez cuando fue presidente de la comisión de gobernación y ahora se está garantizando que estos cobros tengan y mantengan su valor en el tiempo, eso es lo que está haciendo está ley”, dijo Gutiérrez.

Es importante destacar que en los últimos años la Dirección General de Migración y Extranjería en cada una de los pasos fronterizos terrestres, aéreos o portuarios ha dotado de modernos equipos y/o construido nuevos o rehabilitado edificios para la atención migratoria a nacionales y extranjeros.

Esta reforma fue remitida por el Presidente de la República Comandante Daniel Ortega Saavedra para que fuese aprobada con carácter de urgencia. La exposición de motivo explica que al asumir el FSLN el poder en el 2007 encontró una legislación migratoria obsoleta y dispersa que ha sido modernizada incrementando de 19 a 25 puestos fronterizos, además se pasó de 20 a 27 oficinas de Servicios de Trámites Migratorios.