El primer pozo petrolero de exploración en el Caribe nicaragüense estaría listo a finales de este año, según dio a conocer Susan M. Cunninghan, Vicepresidente de Noble Energy, compañía que ostenta una concesión para explorar, desarrollar y producir hidrocarburos en las zonas conocidas como Isabel (a 114 Km de Puerto Cabezas) y Tyra (a 139 Km de El Bluff).

La obra daría inicio en agosto y se estima que finalice unos noventa días después. Dependiendo de los resultados, se evaluaría nuevamente la sísmica y se perforaría un nuevo pozo el próximo año, en el marco del proceso exploratorio.

En esta primera etapa, la inversión sería de entre 90 hasta 335 millones de dólares.

De lograr el éxito, arrancaría la fase de desarrollo. “Dependiendo de lo que averigüemos las posibilidades son inmensas”, aseguró Cunninghan, afirmando a la vez que eso sería el punto de partida para invertir miles de millones de dólares en el país centroamericano.

Destaca excelente clima de negocios en Nicaragua

Noble Energy valoró la excelente política del Gobierno Sandinista en materia de inversión extrajera y su visión de explotar los recursos naturales de una manera sostenible. El proceso que se ha emprendido en el país por la compañía internacional ha sido y seguirá siendo amigable con el medioambiente, para satisfacer los requerimientos que el país ha impuesto.

“Trabajamos muchísimo para tener una muy buena relación con las autoridades, con las comunidades locales (…) y hemos estado muy contentos con la relación. Ha sido una relación muy colaborativa y estamos trabajando todos juntos para hacer lo correcto”, puntualizó.

En ese orden, la Vicepresidenta de Noble Energy, sostuvo que se trabaja de la mano con las comunidades locales y resaltó los grandes beneficios que podrían obtenerse del proyecto.

“Si tenemos éxito, va a haber cantidad de trabajo, posibilidades de capacitación y vamos a poder cumplir las necesidades de hidrocarburos del país y también, por supuesto, una posibilidad de exportación, que eso a su vez también le daría más fondos al gobierno, impuestos y regalías”, señaló.

Asimismo, informó que se ha iniciado a trabajar algunas obras que ayudarán a manejar los pozos exploratorios. Entre ellas figura la renovación de instalaciones, pavimentado de caminos y la construcción de nueva infraestructura como canales de drenaje, muelles y viviendas. Aseguró en ese sentido, que hasta el momento se ha logrado contratar a más de 200 personas en la zona de El Bluff.

Primer pozo produciría hasta 100 millones de barriles

La probabilidad de éxito para el pozo de exploración que estaría listo este año es de un 25%, según ha valorado Noble Energy. Sin embargo, ese porcentaje “no es malo para nada”, en un proyecto de esa naturaleza, pues se estima que si se encuentran hidrocarburos, se extraerían desde 200 millones hasta el equivalente de 1,000 millones de barriles de petróleo.

“Está en ese rango y debería ser económico en ese rango, pero depende”, estimó además. La rentabilidad estribaría en la clase de petróleo que sea encontrado, si se encontrara con gas, de las características del reservorio, de la conexión y otros elementos que hacen difícil fijar el límite económico hasta el momento, explicó Cunningham.

Noble Energy inició operaciones en Nicaragua en agosto de 2010, invirtiendo desde entonces y hasta el año 2011 la cantidad de 30 millones de dólares en el levantamiento sísmico tridimensional de un área de 4,914 kilómetros cuadrados.