No existe ninguna duda, si juzgamos los grandes hitos y acontecimientos históricos, sociales, políticos y económicos generados por la Revolución Sandinista en los últimos 34 años y, en particular en los siete recientes, bajo la conducción del Comandante-Presidente Daniel y la Poeta Rosario Murillo, que ésta ha transformado o refundado nuestro país. Hablamos de un Estado, de una sociedad, de una nación que reconoce y promueve la democracia participativa, la democracia comunal, el poder de la gente, no sólo eligiendo y ejerciendo la autoridad, el trabajo, la justicia, la cultura, sino actuando y tomando decisiones, aportando, construyendo otras formas de avanzar que incluyan el trabajo productivo y, desde luego esfuerzos y proyectos gigantescos que permitan dar, lo que nosotros llamamos, el gran salto hacia adelante.

Dentro de esta línea de reflexión señalaremos algunos acontecimientos recientes organizados y promovidos por el Sandinismo, después de la victoria electoral en el 2006 y las consecutivas victorias en las subsecuentes contiendas, tanto municipales como generales, que han logrado refundar nuestro país. La Nicaragua después del 2007 no es la misma desde ningún punto de vista. En este sentido el país que se produjo después de la llamada independencia, cuyos cimientos eran excluyentes, expoliadores, anti-democráticos fueron sacudidos por la Revolución Sandinista en su primera etapa, no obstante, fue tratado de restaurar por el neo-liberalismo en los años noventa y parte de los 2000. No fue hasta la llegada al poder del pueblo nicaragüense, ahora mediante elecciones, con el FSLN a la vanguardia que se empezaron a suscitar eventos cuya esencia es promover un cambio de país.

En este sentido podemos decir que se ha llevado a cabo una materialización jurídica, práctica y de conciencia de tales acontecimientos los que han hecho posible, decíamos, refundar Nicaragua. Nuestro pueblo está consciente, claro y determinado de que tiene ahora, con el FSLN, el Comandante-Presidente Daniel y la Poeta Murillo, al frente del proceso, la oportunidad histórica de construir esa Nueva Nicaragua que movilice elementos clave como la solidaridad, el trabajo, el Bien Común y, por lo tanto, conseguir ese Vivir Bien que nos conduzca hacia el objetivo supremo de erradicación de la pobreza y la concreción de una sociedad justa en todos los sentidos.

Ahora bien, hablábamos de acontecimientos altamente significativos en los últimos años que han posibilitado la construcción de una Nueva Nicaragua. Estos acontecimientos los podemos clasificar de diversas maneras, no obstante, para efectos de síntesis los resumiremos en dos tipos: 1) fundamentos de lo político 2) relativos a la acción social/transformadora. En estos están contenidos los eventos complementarios que han conllevado a afirmar que hoy, en Nicaragua, ha surgido un nuevo país. Entendemos por fundamentos políticos las acciones que tienen como objetivos realizar un cambio en la estructura del ejercicio del poder y el Estado en Nicaragua. En lo que refiere a acciones sociales/transformadoras, son acciones que, en consonancia con los mismos fundamentos políticos, ejecutan las políticas, los programas que generan un Cambio en las comunidades y los distintos sectores y rubros productivos.

Fundamentos de lo político

El FSLN siempre ha propugnado por invertir, no sólo el significado de lo que significa política o lo político, sino las acciones que esto implica. Los actores políticos tradicionales en nuestros países y en el mundo (llámense paralelas históricas o partidos libero-conservadores), han visto la política como una industria, una forma de usufructuar, o peor aún, como una práctica que deviene en engaños, entuertos, despilfarro, supresión de derechos ciudadanos, destrucción, degradación incesante del trabajo, parasitismo, exclusión, entre tantos otros males. En cambio las revoluciones en Nuestramérica y en particular el FSLN ha dado un giro en relación a la política o lo político como práctica, ejercicio o significado, es así que, para el Sandinismo, la política encierra, tanto el bienestar social y material de la ciudadanía, así como la dignidad humana, la justicia social y las libertades positivas orientadas al desarrollo integral de las personas. El gobierno Sandinista ha logrado integrarle un sentido ampliamente ético a la política en el que está en primer término la persona, la familia, la comunidad, en tanto se desarrolla una ampliación de lo que es la ciudadanía: derechos civiles, políticos, sociales, seguridad ciudadana para todos, consecución del bien común y apertura al acceso del poder, mediante la vía de mecanismos complementarios de Democracia Directa, lo que redunda en una verdadera reconstrucción de la política en nuestros país. Realizaremos un análisis de estos eventos, para luego analizar las acciones.

1. Cambio en la forma de ejercer el poder político en Nicaragua

Desde la instalación de la Democracia Directa, Protagónica y Participativa el pueblo nicaragüense, mediante mecanismos inmediatos, como los Gabinetes de la Familia, la Comunidad y la Vida, no sólo participa en la conformación e implementación de las políticas públicas, sino en su fiscalización e impacto social. Esto demuestra un claro impulso re-organizativo en lo que implica la manera de participación política del pueblo en su proceso de cambio. Es decir, el poder ahora es colectivo, se construye de forma horizontal y funge como instrumento vital para conseguir el bien común para toda la ciudadanía. Esto denota una amplia capacidad para irradiar el poder político como poder económico, social y cultural, a través del cual se potencia las economías plurales, sean comunitarias, pequeñas y grandes empresas, así como productores que aportan al proceso de cambio mediante la generación, la distribución de la riqueza y el aliento a la industrialización. De igual manera logrando que las ideas y el horizonte de sentido de las voluntades populares sean apropiadas por el resto de la sociedad. Es decir, la capacidad de construir consenso y entendimiento en la sociedad nicaragüense en todos los ámbitos.

2. Un Estado que impulsa lo socioeconómico, mediante una estructura eficaz y solidaria

El Sandinismo ha activado un Estado que no sólo resguarda a sus ciudadanos, sino que fomenta las capacidades de los mismos. Es decir, un Estado dotado de altas capacidades para la creación e implementación de políticas públicas técnicamente solventes para toda la sociedad en su conjunto. De igual manera esto se ha concretado en un Estado capaz de redistribuir el poder y la riqueza, como decíamos, y disminuir con ello la desigualdad social desde todos los puntos de vista.

3. Valoración de todos los saberes

El Sandinismo y la re-fundación de Nicaragua, como hemos venido señalando, ha logrado integrar a las políticas, programas socioeconómicos y, a las estructuras del Estado, a todos los saberes y sentires de la población nicaragüense. A esto podemos denominar el impulso de un desarrollo humano endógeno, a través del cual se le otorga poder a las comunidades organizadas para que desarrollen sus potencialidades agrícolas, industriales y turísticas. Además se ha llevado a cabo una reintegración de todas aquellas personas que habían sido excluidas del sistema educativo, económico y social por los gobiernos precedentes, construyendo redes productivas donde todos participan activamente en igualdad de condiciones y obtienen un fácil acceso a la tecnología y el conocimiento, en combinación con los saberes locales.

Acciones transformadoras

En lo relativo a las acciones sociales, acciones transformadoras que ha emprendido el Gobierno Sandinista, dentro de su programa revolucionario, evolucionario, de cambio, desde el 2007, razonaremos sobre algunas. Estas, tanto en cantidad como efectividad y eficacia son múltiples y variadas. Sabido es que se han implementado más de 40 programas socioeconómicos productivos que tienen como objetivo el fomento del desarrollo humano en las familias y comunidades, lo que ha brindado amplios resultados en la reducción del hambre, la pobreza, la desnutrición y el trabajo infantil, el analfabetismo, la insalubridad pública, entre tantos males heredados. Esto ha cambiado positivamente el rostro, la geografía y el ordenamiento de nuestra Nicaragua

1. Cambios en la infraestructura

Podríamos decir que estos cambios tienen a la vez una serie de acciones entre las que destacan la construcción y re-construcción de pistas, carreteras, caminos de penetración. Debemos mencionar la ampliación en la cobertura energética y el agua potable en zonas antes abandonadas. No obstante, aquí queremos hacer una acotación un poco más amplia relacionada al cambio de la matriz energética y los logros en hitos históricos generadores de una nueva geografía nacional. Estos se han venido conformando en parte de los cambios más profundos que ha conllevado al fortalecimiento económico cuyos resultados se observan en el combate y la erradicación de la pobreza.

a. Cambio en la matriz energética

Esta es una de las acciones fundamentales echadas a andar por el Gobierno Sandinista, en tanto logró terminar con los apagones de más de doce horas en que tenía sumido al país el neoliberalismo. No obstante, esto le confiere a la nación una estabilidad y seguridad energética debido a que se ha venido eliminando la dependencia del petróleo y la búsqueda de energías alternativas, limpias y renovables, lo cual significa un cambio sustancial para nuestro país. Este cambio va aparejado al re-impulso de la economía y la industria, puesto que, protege el desarrollo integral de las mismas. Dicho de otra manera, una nación que asegura la energía, está asegurando la sostenibilidad de su industria, de su economía en todas las escalas.

b. Hitos históricos que han generado una nueva geografía, un nuevo mundo natural y un nuevo modelo de Desarrollo en Nicaragua

El triunfo en la Corte Internacional de Justicia, con sede en la Haya, en lo que implica a nuestro Río San Juan empezó a consolidar las victorias del Gobierno Sandinista que han sido fundamental para la conformación de una nueva geografía. También debemos agregar el triunfo en la recuperación de la plataforma marítima en la demanda a Colombia y, ahora la aprobación de la ley que autoriza la concesión para la construcción del Gran Canal por Nicaragua y la suscripción del acuerdo marco para el desarrollo del Gran Canal. Esto consolida la refundación de Nicaragua de la cual venimos hablando, pues, trae consigo no sólo la potenciación del país a niveles de crecimiento inigualables en su historia, sino que permitirá la erradicación directa de la pobreza en su forma más frontal y un impulso socioeconómico inigualable en la región centroamericana.

2. Impulsos educativos

Este factor ha sido fundamental en la reactivación socioeconómica del país. Ha permitido abrir nuevas vertientes vinculadas a la educación técnica, superior y desde luego primaria y secundaria, apostando al fortalecimiento de las mismas como una estrategia clara para fortalecer las capacidades y el proceso de transformación humanista, que se está desarrollando en este momento en la sociedad nicaragüense, y reorientarla en un sentido crítico, liberador e incentivador de la creatividad. De ahí que la alfabetización y la educación en sentido general sea una prioridad del Gobierno Sandinista. Es fundamental vincularlo también con la construcción del Gran Canal, lo cual ha generado de forma inmediata una re-apertura y re-formulación de la oferta universitaria, por ejemplo.

Decimos esto porque tanto este proyecto de gran envergadura, como el proyecto hidroeléctrico Tumarín, entre otros vienen a exigir cambios, transformaciones, re-fundaciones, no sólo en los pensum de las carreras actuales en nuestras universidades, sino la apertura de nuevas que vienen a ubicar a nuestro país en un nivel educativo altísimo. Por ello el secretario privado para políticas nacionales Paul Oquist hiciera la petición, siguiendo las orientaciones del Comandante-Presidente Daniel y la Poeta Rosario Murillo, a los rectores de las universidades nacionales, de abrir nuevas carreras, para lo cual se estarán firmando convenios con universidades extranjeras para el impulso de doctorados en física, ingenierías, entre otros.

3. Revitalización del Estado y fortalecimiento institucional

La primera gran institución que el Sandinismo ha fortalecido es el Estado mismo. No un Estado restrictivo, sino un Estado que promueve, que incentiva, que asegura las libertades de los ciudadanos, así como las condiciones propicias a los diversos actores y sujetos socioeconómicos para el desarrollo de sus actividades. Es por ello que este Estado hoy tiene una amplia cobertura en todas las regiones del país, mediante todas sus instituciones: las que resguardan la seguridad, las que promueven acciones productivas, incluidos nuevas instituciones creadas con el objetivo de promover las capacidades de las familias y comunidades.

4. Seguridad y estabilidad para la Inversión comercial nacional y extranjera

El más reciente hecho trascendental que se puede mencionar es el del mismo Canal Interoceánico el cual avala y posiciona a nuestro país en un nivel destacado de países óptimos para la inversión. Además el hecho de que el Gobierno Sandinista promueva una amplia y genuina alianza-entendimiento con los diversos actores económicos en nuestro país, ha hecho posible el sumar todos los esfuerzos al crecimiento con verdadera justicia social. Por ello no sólo la inversión ha conseguido un salto cualitativo, sino las exportaciones, pues ahora los mercados y los productos son diversos y, en estos, participan los pequeños productores, también. Nicaragua, ha elevado sus exportaciones con mayores ofertas y con el aumento de mercados de destinos y mercancías de mayor calidad y mejor presentación.

Una vez reseñados y analizados estos acontecimientos, impulsados por el Gobierno Sandinista que han marcado el rumbo del país, podemos afirmar que una Nueva Nicaragua ha surgido. Estamos claros que todo es fruto del trabajo conjunto del pueblo nicaragüense, de la mano del FSLN, bajo la conducción y orientaciones del Comandante- Presidente Daniel y la Poeta Rosario Murillo, como dirigentes del proceso de transformación. Por lo tanto, los eventos señalados son la evidencia clara que nos permite decir que se está viviendo la refundación de nuestro país, atrás están quedando, los males que aquejaban a la nación, esto fue posible una vez que nuestro pueblo se levantó y, como bien decíamos, junto al FSLN, decidió forjar su propia historia.