El presidente de la Asamblea Nacional de Nicaragua, René Núñez, ratificó hoy que su país continuará el respaldo a la lucha por el pronto regreso de los antiterroristas presos en Estados Unidos desde 1998.

René González, Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Fernando González y Ramón Labañino fueron detenidos y condenados a severas penas por alertar a su país sobre planes de acciones violentas.

Estos proyectos terroristas son fraguados por grupos de extrema derecha basados en territorio estadounidense.

René González, luego de cumplir su sentencia en prisión, comenzó a saldar en Estados Unidos otros tres años de libertad supervisada, pero esas condiciones fueron modificadas por la jueza Joan Lenard el 3 de mayo.

Lenard aceptó la permanencia de González en Cuba a cambio de la renuncia a su ciudadanía estadounidense, certificado que le fue concedido por las autoridades de este país el 9 de mayo.

El titular del legislativo nicaragüense explicó que muchas personas desconocen el caso,mientras que otros saben algo, pero a través de la versión que promueve Washington, precisó en declaraciones a la Televisión Cubana.

Cualquier plataforma -señaló Núñez- nos sirve a nosotros siempre para abordar el caso de los prisioneros cubanos en cárceles estadounidenses

En un encuentro con la delegación parlamentaria, las madres y esposas de los antiterroristas agradecieron la solidaridad del pueblo y del presidente nicaragüenses, Daniel Ortega, quien defiende esta causa en los más diversos escenarios.