Autoridades académicas de la Unan-León y estudiantes del Centro Universitario de la Universidad Nacional (CUUN) depositaron ofrendas florales en la tumba donde descansan los restos inmortales del héroe y mártir de la gesta del 23 de julio de 1959.

En León se conmemoran 61 años de esa gesta en la que la comunidad estudiantil protestaba contra la dictadura somocista y esta, haciendo uso de la Guardia Nacional, disparó contra los universitarios, asesinando a Sergio Saldaña, Mauricio Martínez, Erick Ramírez y José Rubí, además ocasionó heridas en más de 40 estudiantes.

El vicerrector de la UNAN-León Wilber Salazar, señaló que cada año desarrollan una jornada para conmemorar la gesta del 23 de julio, porque la misma es un legado histórico de la lucha estudiantil de esta alma mater.

"Ellos ofrendaron su vida hace 61 años con el propósito de una mejor Nicaragua. Cada año desarrollamos cátedras, concursos de oratorias, mostramos fotografías de la época porque eso hace que los estudiantes conozcan la historia de quienes forjamos la universidad, una universidad donde puedan expresarse sin temor a represalias y donde puedan formarse y aportar al desarrollo del país", afirmó Salazar.

La segunda vicepresidenta del CUUN Linda Montalbán indicó que los estudiantes universitarios están comprometidos en seguir el legado de Saldaña y de cada joven que luchó por sus derechos estudiantiles.

"Sergio, vos y tus tres compañeros siguen presentes, su semilla germinó con una revolución, seguimos aquí y continuamos con el legado de nuestros antecesores dirigentes del CUUN y miembros del FER. Sergio Saldaña te decimos presente", expresó Montalbán mientras depositaban las ofrendas florales.