El vicepresidente de Nicaragua, Moisés Omar Halleslevens Acevedo, destacó el aporte de los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) a la lucha contra el hambre.

En entrevista con Prensa Latina, Halleslevens Acevedo afirmó que el hecho de que en la Conferencia de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en la cual participa, hayan sido reconocidas cuatro naciones de la ALBA evidencia el nivel alcanzado en el grupo en el enfrentamiento a ese flagelo.

Quiero aprovechar la ocasión para agradecer a los hombres que tuvieron esa visión, a Fidel Castro, Hugo Chávez y a nuestro Comandante Daniel Ortega por ser guías e inspiradores de tales acciones, remarcó.

Los latinoamericanos, manifestó el vicepresidente, tenemos ese resurgir, fortalecimiento y profundidad de las ideas revolucionarias, bolivarianas, martianas y sandinistas en la expresión de organizaciones como ALBA, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y la Unión de Naciones Suramericanas.

Esas iniciativas, añadió, permiten a nuestros países ir en línea con la reducción de la pobreza, la exclusión social y la desigualdad, fenómenos que no son aislados.

Son la expresión de los pueblos, del momento que estamos viviendo y que no tiene retroceso. La forma, la ideología y las políticas de la ALBA son lo mejor que nos puede estar pasando porque es un mecanismo que nos favorece y en el que estarán eternamente Fidel y Chávez, subrayó.

Halleslevens Acevedo ratificó el compromiso del gobierno nicaragüense en todo lo relacionado con la alimentación y destacó el aprovechamiento de lo natural en la producción de energía con sostenibilidad en su país.

Todo esto se viene desarrollando con la guía del presidente Daniel Ortega, del Pueblo Presidente como decimos en Nicaragua, del Frente Sandinista de Liberación Nacional, potenciando relaciones de respeto y complementariedad con otras naciones.

Asimismo expresó el apoyo a las gestiones de la FAO en la erradicación del hambre y deseó que la institución obtenga el respaldo económico que amerita.