La vicepresidenta compañera Rosario Murillo, expresó unas palabras de despedida para la compañera Antonella D’Aprile, representante del Programa Mundial de Alimentos, que culminó su misión en Nicaragua. Informó que D’Aprile será condecorada con la Orden José de Marcoleta en grado de Gran Cruz.

“Esta tarde estamos despidiendo a la querida hermana Antonella D’Aprile que ha representado durante 5 años, desde mayo del 2015 al Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas, hasta este mes de julio. La despedimos con gran cariño, reconocimiento a su intensa labor”, dijo la vicepresidenta compañera Rosario.

“El Programa Mundial de Alimentos que ha estado aquí y que la hermana Antonella D’Aprile ha honrado con su trabajo, su dedicación, su alegría, una persona alegre, dispuesta, contenta siempre, ha logrado que ese programa sea grandemente apreciado por las familias nicaragüenses", sostuvo.

Asimismo la compañera Rosario dijo que se espera la llegada de la nueva representante, también italiana "a acompañar este programa en los próximos tiempos. Le damos la bienvenida desde ya. Y a Antonella le damos un abrazo fuerte, a ella, a sus hijos, a su esposo, no de despedida final, sino de inicio de otra etapa en su vida y deseamos lo mejor para ella allá donde va a estar trabajando en África, en esa África ardiente. Allá lo mejor para ella y aquí siempre será recordada y siempre será bienvenida”.

Indicó que D’Aprile “ha dejado en nuestros corazones memorias imborrables. Gracias Antonella, que estará recibiendo esta tarde la Orden José de Marcoleta en el grado de Gran Cruz. Te esperamos siempre, esta es tu tierra, compañera querida”.