Las pantallas de mayor tamaño fueron convirtiéndose poco a poco en la norma de la industria y finalmente el iPhone 5 se actualizó en este sentido, al agrandar su pantalla hasta las 4 pulgadas el año pasado.

Ahora, Apple estaría analizando ir más allá en términos de tamaño de la pantalla y lanzaría versiones de su iPhone con pantallas de 4,7 y 5,7 pulgadas, en un esfuerzo por adecuarse al éxito de teléfonos y tablets como los de su archirrival Samsung, cuyo Galaxy S4 tiene una pantalla de 5 pulgadas.

Sus proveedores en Asia habrían confirmado esta posibilidad, aunque sostuvieron no saber si la decisión de la empresa es final, ya que suele cambiar características hasta el último momento. Los teléfonos de mayor tamaño verían la luz el año próximo.

Apple, además, tendría también novedades para este año, ya que junto al nuevo modelo de iPhone esperado para el último trimestre del año, la empresa lanzaría una versión más económica de su smartphone, de u$s99, con carcasa plástica y en cinco o seis colores diferentes.

Apple viene de anunciar la última versión de su sistema operativo para móviles, iOS 7, a la que consideró como "el mayor cambio desde el iPhone".