En el marco de la celebracion del 50° Aniversario de la Convención sobre las Medidas que se deben Adoptar para Prohibir e Impedir la Importación, la Exportación y el Transporte Ilícitos de Bienes Culturales de 1970, la Delegación Permanente de Nicaragua ante la UNESCO participó en una Reunion de Expertos para discutir el aumento del saqueo y el tráfico ilícito de Bienes Culturales durante la Pandemia del Covid-19, con el objetivo de examinar las Medidas que deben adoptarse para apoyar los esfuerzos de los Países por proteger sus Bienes Culturales.

La reunión fue moderada por el Señor Ernesto Ottone, Subdirector General de Cultura de la UNESCO, y contó con la participación de expertos internacionales en excavaciones ilegales y comercio en línea de Bienes Culturales. Durante la Reunión, los Expertos discutieron las diferentes formas de combatir el alza importante en el número de excavaciones ilegales y el comercio ilícito en línea alrededor del Mundo durante la crisis de COVID-19. La discusión se centró en comprender cómo se ha organizado el tráfico ilícito de Bienes Culturales en el contexto actual, así como las medidas adoptadas por diversos Agentes Estatales y Organismos Internacionales para reforzar la lucha contra el tráfico ilícito de Bienes Culturales.

Los Expertos expresaron preocupación sobre la fuerte reorientación de recursos estatales para manejar la crisis sanitaria del COVID-19, lo que ha dado lugar a una disminución de la vigilancia de Sitios Culturales y Museos, permitiendo un aumento de las excavaciones ilegales de Sitios Arqueológicos y de las actividades de tráfico, incluso en línea.

reunion-sobre-saqueo-bienes-culturales-

reunion-sobre-saqueo-bienes-culturales-

reunion-sobre-saqueo-bienes-culturales-

Expertos: Katie A. Paul y Amr Al Azm del Proyecto ATHAR; Corrado Catesi de INTERPOL; Marian Schneider de UNIDROIT; Vincent Michel de la Universidad de Poitiers en Francia; Mariya Polner de la Organización Mundial de Aduanas; Eva Martínez del Instituto Hondureño de Antropología e Historia de Honduras; Christos Tsirogannis de la Universidad de Aarhus en Dinamarca, y Lazare Eloundou, Sub-director del Centro de Patrimonio Mundial de la UNESCO