El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, estará suscribiendo este viernes el acuerdo marco para la construcción del Gran Canal Interoceánico por Nicaragua.

“Esta tarde nuestro presidente, el comandante Daniel, estará suscribiendo el acuerdo marco de concesión, aprobado en la Ley 840, para la construcción del Canal por Nicaragua”, expresó la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo, a través de los Medios del Poder de las Familias y Comunidades.

El acto iniciará a las 5 de la tarde y será trasmitido por todos los medios “para que las familias nicaragüenses participen de estos momentos en que juntos estamos haciendo la historia”.

Rosario manifestó que junto al comandante estará el presidente de HKND Group, Wang Jing; la directora Administrativa; el consultor principal del proyecto; el director general de información, Ronald MacLean-Abaroa; el experto en manejos de recursos naturales, David MacArthur; un representante de la empresa inglesa ERM, líder mundial en proyectos de impacto ambiental para grandes propuestas de infraestructura, la cual trabaja con el Banco Mundial y las Naciones Unidas; una representante de la Consultora Mackenzie, líder mundial en proyectos de gran envergadura; el asesor legal del Consorcio Hong Kong-Nicaragua Canal Development Group; así como un amplio equipo de trabajo y asesores encargados de hacer realidad este sueño del pueblo de Nicaragua.

En el acto también estará participando la Autoridad del Gran Canal, el Gabinete de Gobierno, invitados especiales y la Juventud Nicaragüense, “la juventud a la que le pertenece el futuro creando, estudiando, trabajando, protagonizando. Esa juventud que representa también las esperanzas y los sueños de prosperidad de justicia de las familias nicaragüenses”.

Rosario calificó este acto como algo histórico que abrirá las puertas de Nicaragua hacia el futuro.

“Estaremos abriendo las puertas hacia el futuro desde nuestra cultura, nuestros valores, nuestra identidad y sobre todo el compromiso que tenemos todos de trabajar por el Bien Común, y de avanzar hacia ese futuro de prosperidad en Cristianismo, en Socialismo y en Solidaridad”, subrayó.

La compañera reiteró que hay muchos estudios que todavía están pendientes por hacer para la construcción del Gran Canal, y recordó que el vocero de la empresa ha señalado que son dos años para que se completen dichos estudios, los cuales garantizarán “que este proyecto va a ir hacia adelante en las mejores condiciones, con todas las garantías para la naturaleza, para la Madre Tierra, que podrá ser restaurada con los recursos que le quedan al pueblo nicaragüense, que no seguirá siendo depredada y garantizar además que ese camino que está abierto ante nosotros sea camino de esperanza cierta, de certeza y de realizaciones".

La compañera Rosario valoró el Canal como un proyecto a futuro y recordó el poema de Fernando Gordillo, escrito 1962, en el que destaca el carácter de los nicaragüenses y “cómo somos capaces de soñar en tiempos mejores y de tener fe en esos tiempos mejores desde los tiempos duros”.

Canto el valor de los que sueñan
con los pies metidos en el fango.
Sus ojos no temen a la noche
ni se encequecen con las sombras.

Canto el silencio del que medita el grito
y lo lanza aún en medio del desierto.
Sus manos sostienen la esperanza
que edifican en el aire sus palabras.

Canto la bandera que ondea en la distancia .../
Y los días que nos llevan a izarla
y el viento de pueblo en que flamea.

“¡Qué fuerza, que fe, qué confianza en el pueblo! ¡El pueblo izando la bandera! ¡El viento de pueblo izando la bandera! ¡Cuántos siglos de sueño se cumplen, empiezan a realizarse el día de hoy! ¡Cuánta esperanza cumpliéndose con este programa, este plan, este proyecto! Realmente es un programa para el desarrollo con justicia social de Nicaragua, para luchar y vencer la pobreza que es lo que nos hemos propuesto todas las personas de buen corazón que creemos en el ser humano y creemos en el Bien Común, y sobre todo las personas que tenemos Fé porque somos creyentes, porque invocamos a Dios todos los días y porque estamos seguros que con el trabajo, por el camino que corresponde, el camino del Bien, Dios nos protege y nos bendice y nos impulsa a avanzar en las rutas de prosperidad y de victorias”, indicó la compañera Rosario.

Dejando atrás el egoísmo

La Coordinadora del Consejo de Comunicación destacó la importancia de dejar atrás el egoismo y ampararse en la fe para construir y salir adelante.

“Las madres tenemos esa cualidad fundamental del amor incondicional, que es el que tenemos que aprender a practicar todos cada día”, dijo, recordando que las mujeres en Nicaragua son mujeres de Fé.

“La verdad es que desde la Fé se construye, se afianzan los valores, las cultura, y también la capacidad para luchar, para encontrar la vía, para asumir todos los retos, para seguir adelante, para salir adelante”, refirió.

Rosario dijo que es precisamente la Fé la que ha permitido abrir en Nicaragua esta nueva etapa de mejoría, tranquilidad y paz, desde el 2007 cuando el pueblo asumió el gobierno para dejar atrás los apagones, para tener mejores servicios, para recuperar la gratuidad en la educación y la salud.

Al respecto, recordó que Dios ha bendecido a Nicaragua con muchos triunfos como el de la Revolución en 1979, a la vez que recordó las etapas duras posteriores.

“En las etapas duras también se forja el carácter pero sin amargarnos, sin volvernos ácidos. Todo lo contrario: aprendiendo. Porque cada experiencia es un aprendizaje, hemos ido hacia adelante con afán de construir, haciendo de sueños realidades poco a poco”, aseguró.

Rosario recordó muchos compañeros no lograron ver el triunfo de la Revolución, porque cayeron en el camino.

“Cómo soñaban, como estaban seguros de que algún día Nicaragua iba ser distinta, como decía Edwin (Edwin Castro, diputado sandinista) repitiendo el poema de su papá, el compañero Edwin Castro (Rodríguez): 'Mañana, hijo mío, todo será distinto', y nosotros sabíamos que así era. Tanto compañero que dio su vida por este país. Estaba seguro de que seguíamos adelante porque caía un compañero, una compañera pero había 10 esperando para tomar su lugar”, dijo Rosario.

“Y ahora cuando vemos, ya sin guerra, ya sin dictadura que tenemos todas las bendiciones, toda la protección, procesos de restitución de derechos, todas las oportunidades para garantizar ese futuro que todos queremos, que todos queríamos, ahora valoramos tanto esa capacidad de soñar que te da la Fé. Sabemos que sin ese aliento no podemos vivir y desde la fe invocando a Dios todos los días, dándole gracias a Dios, a la Virgen, a nuestros santos, invocándoles todos los días nos impulsamos hacia adelante procurando vivir con el corazón llenó de cariño, como las madres, ese amor incondicional que tiene que llevarnos a servirnos unos a otros, a respaldarnos y a apoyarnos y a convertir todos estos procesos que se están abriendo en procesos de gran aprendizaje humano, social, revolucionario, porque se trata de crecer y se trata de avanzar”, refirió.