Con una amplia mayoría, la Asamblea Nacional aprobó la Ley de Concesión de los Servicios de Inspección No Intrusiva en los Puestos de Control para la Seguridad Nacional.

Gracias a la aprobación de esa ley, el país cumplirá su compromiso con la Organización Mundial del Comercio (OMC) de modernizar los puestos de control fronterizo y garantizará que el tráfico de las mercancías en nuestro país sea más rápido.

Según la diputada Jenny Martínez, miembro de la comisión de infraestructura del parlamento, la empresa alemana Smith, que es la concesionaria, instalará un moderno sistema de escaneo para revisar la mercadería principalmente la que trasladan los container.

Martínez detalló que la ley otorgó la concesión por un periodo de 15 años, dejando una alternativa de modificación en los términos económicos, en el séptimo año.

Por su parte el diputado Edwin Castro explicó que en Centroamérica la mercancía avanza a 17 kilómetros por día debido a los trámites y atrasos por inspecciones en las fronteras.

El diputado aclaró que el estado nicaragüense no va a invertir en la modernización del sistema, pero si va a recibir un 10% de los ingresos brutos.

Por otro lado, explicó que la empresa concesionaria tiene que estar actualizando la tecnología de revisión no intrusiva con los últimos adelantos, de manera que la Dirección General de Aduanas, la Policía Nacional y otras instituciones puedan tener acceso a cualquier frontera desde las oficinas centrales de la compañía.

Castro también aseguró que este sistema va a garantizar mayor seguridad en el territorio nacional.

Finalmente el diputado Walmaro Gutiérrez, explicó que los demás países de la región ya tienen instalado el sistema de inspección no intrusiva en sus aduanas.

Comentó que con ese sistema la revisión de los container solo tomará 20 minutos, algo que reducirá, de manera considerable, las pérdidas que ocasiona la estadía de las mercancías en las fronteras.

Gutiérrez resumió que al otorgar la concesión se garantiza la modernización de las aduanas, se agiliza el tráfico de las mercancías y se adecuan las aduanas a un eventual incremento del tráfico de mercancías que se dará con la apertura comercial en la región centroamericana.