La aprobación de la Ley Especial para la Infraestructura y Transporte Nicaragüense atingente al Canal Zona de Libre Comercio e Infraestructura Asociada, presentada por la Comisión de Infraestructura y Servicios Públicos el pasado 7 de junio (2013), significa la oportunidad de salir de la pobreza a la que fueron dirigidas las familias nicaragüenses con las tres administraciones neoliberales que antecedieron al actual Gobierno Sandinista.

Este jueves 13 de junio, el 72 por ciento de los diputados del parlamento, le dijeron SÍ a Nicaragua, comprometiéndose con su voto a procurar el desarrollo del país y de cada familia.

A pesar de algunos intentos de la derecha por detener el dictamen, lo cierto es que pasada las dos de la tarde, los 61 diputados de la bancada sandinista, inscribieron sus nombres en el libro de la historia al dar la posibilidad que se construya esta vía de comunicación marítima, que es acompañada por otros seis subproyectos de desarrollo.

De esta manera el presidente del parlamento compañero René Núñez, dio la palabra a la Presidenta de la Comisión de Infraestructura que con buena lectura leyó los 25 artículos de la iniciativa, misma que fue vilipendiada en cada intervención de los 24 legisladores del PLI y defendida con mucho amor patrio por los legisladores sandinistas.

Llegó el turno de los compañeros Jacinto Suárez, Jenni Martínez, Edwin Castro, Brooklyn Rivera, Odell Incer, Evertz Cárcamo y Josefina Roa, esta última compañera enumeró las diferentes privatizaciones que tramaron los gobiernos neoliberales, dejando sin recursos al pueblo.

Se dio la votación ya referida y posteriormente el abandono del hemiciclo parlamentario por parte del PLI, actitud que fue calificada como falta de madurez política, pues cuando son derrotados contundentemente por el pueblo representado en los 61 diputados, se marchan dejando su estela de soberbia, malas palabras, falta de estudio de las leyes y confirman su rechazo al desarrollo del país.

Comisión tiene potestad soberana

La Autoridad del Gran Canal, compañero Manuel Coronel Kautz, también aplaudió la aprobación de la ley, lo que permitirá el inicio de los estudios de factibilidad económica, ambiental, financiera y técnica.

Igualmente ratificó que Nicaragua, el gobierno y el pueblo tienen la potestad soberana sobre el proyecto, pues la ley establece que la Comisión del Gran Canal Interoceánico (integrada por funcionarios del gobierno) tiene la autoridad de decidir qué obras se hacen y cuáles no.

“La comisión tiene la autoridad para todos, cualquier cosa que la comisión no apruebe, no pasa, y es una comisión de nicaragüenses”, indicó Coronel Kautz al insistir que se debe estudiar bien la ley, para poderla interpretar y no cometer imprecisiones al emitir sus criterios.

“Hoy marcamos un momento único, indudablemente, en la historia de Nicaragua, esto marca una pauta en la historia de nuestro país, donde ya se otorga y se da un paso más a la realidad de poder construir ese canal interoceánico de Nicaragua, que tiene ya un poco más de 500 años de estar anhelando nuestro pueblo”, indicó la compañera Jenny Martínez, Presidenta de la Comisión de Infraestructura, instancia que dictaminó la iniciativa.

”Ningún subproyecto va a hacerse realidad mientras no pase por esta comisión, es decir aquí se está respetando la soberanía del país, lo que se está otorgando es una concesión, no se está privatizando, se está otorgando una concesión, se está respetando esa soberanía”, destacó la diputada.

El doctor Manuel Madriz, experto en derecho internacional, se mantuvo presente en el hemiciclo durante toda la sesión parlamentaria y reprochó la actitud de los legisladores, pues a su juicio solamente criticaron y no dieron ninguna razón sustancial del porqué votaron en contra, pues se dedicaron a subrayar su falso amor patrio.

“Solo dieron elementos subjetivos y jugando con palabras, dijeron cosas que no dice la ley. Yo no he visto a ellos que planteen un punto, que el artículo tal, que lo digan. Es más, que digan votamos en contra y estos son los puntos de nosotros”.

Reafirmó “ese documento está bárbaro, está bien, la soberanía de Nicaragua no está puesta en duda en ningún momento, es un proyecto que trae mucho futuro a Nicaragua”.

Proyecto contempla el manejo ambiental

Es bueno destacar que el cuido ambiental será riguroso y se establecen las medidas a realizar, como reforestación y siembra de agua a lo largo de todas las cuencas, protección de hábitats y especies en peligro de extinción, protección de las poblaciones locales por inundación o sequía.

Igualmente se contempla el traslado de las especies de flora y fauna a áreas protegidas, se construirán rampas de agua especiales para facilitar el tránsito de especies migratorias como el róbalo, roncador y sábalo, entre otras. También se establece la vigilancia ambiental, climatológica y sanitaria integrada, manejo integral de la cuenca, apadrinamiento de las Reservas y Biósferas, pulmón de Centroamérica y un alto absoluto al avance de la frontera agrícola y reforestación.

Los subproyectos de la ley

Entre los subproyectos contemplados a construir, se encuentra un canal tradicional para naves, un puerto en la costa del Caribe y otro en el Pacífico.

Además, un oleoducto que conecte áreas en litorales del Caribe y del Pacífico, un canal seco para construcción de una vía férrea para transporte de carga, dos zonas de libre comercio que se establecerá en las proximidades de donde el Gran Canal Interoceánico de Nicaragua se una con la Costa del Caribe y otro en el Pacifico, un aeropuerto internacional en las zonas de libre comercio.

El artículo 4 de la ley crea la Comisión del Proyecto de Desarrollo del Canal de Nicaragua, la que representará al Gobierno. Esta comisión tendrá autonomía técnica, administrativa y financiera.

La Comisión estará conformada por el presidente de la Autoridad de El Gran Canal Interoceánico de Nicaragua; el Ministro del Ambiente y de los Recursos Naturales; el Ministro de Hacienda y Crédito Público; el delegado de la Presidencia de la República en La Comisión para el desarrollo del Río San Juan; el Delegado de la Presidencia de la República para la Promoción de Inversiones y Facilitación del Comercio Internacional; y el Secretario de la Presidencia de la República para el Desarrollo de la Costa Atlántica; entre otros funcionarios del Gobierno.