Como parte de la política de responsabilidad compartida, las familias del barrio Villa Revolución del distrito VII, abrieron las puertas de sus hogares a la fumigación que mata al zancudo transmisor de enfermedades como el dengue, zika y chikungunya y se refuerza en esta temporada de invierno.

La encargada del Área de Vigilancia Epidemiológica del Centro de Salud de Villa Libertad, compañera Iris Mendoza, explicó que luego de la fumigación se deben dejar cerradas puertas y ventanas durante 15 minutos, para lograr una mejor efectividad del BTI.

Mendoza hizo un llamado a las familias a que también se permitan la entrada de los compañeros de lucha antiepidémica para que apliquen BTI para la eliminar las larvas de zancudo.

"Recordamos que, como parte de la responsabilidad compartida, se debe mantener la higiene y limpieza del hogar, limpiar los techos de la casa, eliminar criaderos y mantener los recipientes de agua tapados", especificó.

El Centro de Salud Villa Libertad atiende 54 barrios de este distrito.