El parlamento nacional con el respaldo de la bancada sandinista aprobó en lo general la nueva Ley de Protección de los Derechos de los Consumidores y/o Usuarios, lo cual fue calificado como un hecho histórico por los organismos de defensa de los consumidores.

Esta aprobación anula la anterior ley que fue aprobada en 1994, misma que según los expertos estaba fuera de toda realidad.

Esta ley contempla derechos de los consumidores ante las urbanizadoras (constructoras de viviendas), igualmente se protege el derecho de los dueños de vehículos que estacionan los mismos en los parqueos de supermercados, tiendas, negocios, etc.

El objetivo de la ley es dotar a Nicaragua de un marco jurídico actualizado en materia de defensa de los derechos de los consumidores y/o usuarios, en el cual se reconoce una vez más este conjunto de derechos como parte del derecho humano de los y las consumidores y usuarios; procurando la equidad, certeza y seguridad jurídica en las relaciones de consumo con los proveedores de bienes y servicios públicos, privados, mixtos, individuales o colectivos.

A través de esta ley se mandata garantizar a los consumidores la adquisición de bienes o servicios de la mejor calidad, así como promover y divulgar la cultura de consumo responsable, respetuoso y una amplia educación sobre los derechos de los consumidores y/o usuarios.

“Esto nosotros creemos que es positivo, esto viene a fortalecer y lo que nosotros vamos a ver es que los entes reguladores como tal cumplan su función”, expresó Marvin Pomares, Director del Instituto Nacional de Defensa del Consumidor (INDEC).

El Presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto, compañero Walmaro Gutiérrez, afirmó que este proyecto de ley fue consultado a más de 300 diferentes representantes; del sector privado, de las instituciones defensores de los consumidores como el Instituto de Defensa del Consumidor y el movimiento comunal, así como de los entes autónomos, (entiéndase, organismos o entes.

También destacó que el dictamen favorable fue firmado por los representantes de la Bancada Democrática (PLI), que durante el debate en el plenario, se rasgaron las vestiduras criticando la aprobación de la ley y emitieron un voto razonado.

“Si escuchan sus planteamientos y leen el dictamen del voto razonado, para todo los efectos el dictamen no sirve, la ley esta mala, no debería de discutirse y la pregunta entonces y honestamente me tiene confundido, es porque razón todos estos que vinieron a volarle (criticar) solamente lodo a la Ley de Defensa de los Derechos Consumidores, firmaron un dictamen favorable”, destacó Gutiérrez al mostrar las firmas de los legisladores de oposición, los que de alguna manera fueron desenmascarados.

“No hubo un solo diputado de la bancada opositora representada en la comisión económica que no firmara este dictamen, ahí se observa lo desacertado, lo disperso, lo inconsistente y hasta en cierta medida lo mentiroso que puede tener el contenido de ese supuesto voto razonado de esta bancada que no es la primera vez que expresa una contradicción brutal”, reprochó el legislador sandinista.

Una de las críticas dadas por la oposición durante el debate parlamentario, es que los servicios de agua potable, energía eléctrica y telefonía, fueron obviados por la ley, algo que también rechazó Gutiérrez y planteó que únicamente demuestra que los integrantes de la bancada del PLI, ni siquiera gusta de leer las leyes.

Difícil debatir con “gatas angoras”

Explicó que esta ley es general y sirve de marco de defensa de los derechos de [email protected] los [email protected], ya que por primera vez en la historia se mandata a todas las instituciones públicas y privadas, para que tomen la ley y la adecuen en sus propios ámbitos de competencia y la apliquen en toda su extensión.

Dijo que no es posible estar dictando disposiciones especiales para cada uno de los servicios o bienes que existen en el país, pues sería un debate de ninguna acabar.

Pidió respeto a los legisladores de la oposición a la labor parlamentaria que hace el resto de diputados, pues estar presentando mociones “como que fueran papel higiénico, es una vulgaridad a la labor legislativa de los compañeros de oposición, definitivamente no hay forma de referirse al trabajo que hacen los diputados de oposición”.

Solicitó que en las siguientes sesiones parlamentarias, los planteamientos que hagan la bancada opositora sean más precisos y claros, de igual manera les pidió que asistan a los procesos de consulta.

“Que vayan a las consultas y que escuchen a la gente, porque la verdad es difícil poder intercambiar opiniones y a tener una discusión de altura con una posición como la de la gata angora, que si se la pisan llora y si no se la pisan también lloran”, concluyó Gutiérrez.