Este jueves está programado a discutirse y aprobarse en la Asamblea Nacional la Ley Especial para el Desarrollo de Infraestructura y Transporte Nicaragüense atingente al Canal, Zonas de Libre Comercio e Infraestructura Asociadas , que dará las pautas jurídicas que permitan establecer los contratos de construcción del Gran Canal Interoceánico y otros subproyectos de desarrollo.

“Por primera vez en 300 años vamos abrirle la esperanza al pueblo de Nicaragua, porque el pueblo quiere que este sueño de 300 años lo saque de la pobreza y le dé pleno empleo”, dijo el coordinador de la bancada del FSLN al referirse a esta iniciativa presentada por el Presidente Daniel Ortega Saavedra.

El propio mandatario ha detallado que a la par del Gran Canal Interoceánico, se construirán dos aeropuertos, diversas zonas francas, puertos, un oleoducto y un canal seco (una vía férrea).

La iniciativa fue remitida a la Comisión de Infraestructura, cuyos diputados abrieron un proceso de consulta, que incluyo a empresarios privados, a directores o ministros de gobierno, entes autónomos y otros grupos.

La iniciativa ha sido respaldada por grupos ambientales, por los presidentes de la Cámara Nacional de Construcción, por el Consejo Superior de la Empresa Privado, que únicamente recomendó puntualizar la ruta del canal y lo concerniente al pago de indemnización de las propiedades que pudieran ser afectadas por el mega proyecto.

Los mismos vende patrias de ayer, son los mismos de hoy

Los diputados opositores, un poco más de 20 han confirmado a través de diferentes voceros, que votaran en contra de la iniciativa, porque argumentan que la ley es antisoberana.

“Los que se oponen son los vende patrias, los que han venido vendiendo a Nicaragua todo el tiempo y no quieren que salga Nicaragua de la pobreza, veremos que dice el pueblo, no tengo ninguna duda que el pueblo de Nicaragua quiere salir de la pobreza, quiere seguir progresando y hay soberanía total en esa ley, quien diga eso (lo contrario) no ha leído la ley”, respondió Castro.

Los legisladores de oposición también afirman que la ley compromete el medioambiente, algo que rechaza el experto Camilo Lara del Foro Nacional de Reciclaje (FONARE) , al argumentar que el Gran Canal Interoceánico será el “génesis ambiental” del país.

“En pocas palabras estamos partiendo de la Nicaragua actual, de un apocalipsis ambiental a un génesis, digo esto porque la construcción de esta mega inversión (…) vamos del apocalipsis al génesis, vamos de la destrucción que tenemos ahorita a ese génesis que significa volver a esa naturaleza, a ese paraíso terrenal, el Canal Interoceánico tiene que tener una estrategia, como está manifiesto y está dicho. El canal de por sí mismo está obligado a la restauración ambiental, está obligado a la producción de agua”, valoró Lara.

Recordó que en los últimos 60 años los nicaragüenses hemos destruido el 60 por ciento nuestros bosques, se han extinguido 38 ríos, se han contaminado lagos y lagunas, así como destrucción de la fauna y flora.

Lamentó que cada vez que se presentan grandes oportunidades de desarrollo, hay grupos que se oponen y al final se sigue destruyendo el medio ambiente, mientras las inversiones se alejan.

“En medio de ese uy uy, nos vamos a quedar siempre como mendigos sentados en una silla de oro y entre el uy uy al final vamos a quedar sin canal, sin país y con la destrucción acelerada que llevamos en los últimos 60 años”.

El momento de Dios para Nicaragua

La comunidad evangélica a través del reverendo Miguel Ángel Casco, considera que el día de aprobación de la ley debe ser marcado como histórico, porque Nicaragua estará sentando un antes y un después.

“Estamos de cara a un mega proyecto que va a modificar y transformar la geografía económica de este país. Después de cien años que esa propuesta ha estado en los anaqueles de los presidentes, ahora un presidente con visión, uno con principios cristianos y patrióticos impulsa un proyecto que no es corto placista, es a largo plazo”, puntualizó.

Casco considera que este es el momento de Dios para Nicaragua, porque la construcción del Canal “es el cumplimiento de una promesa. Nicaragua está llamado a ser bendición para Centroamérica y el mundo, este es un proyecto que permitirá a Nicaragua desarrollar como un motor la economía de Centroamérica y otros países”.