La Alcaldía de Managua a través del programa de viviendas dignas cambió la vida de Ivania Benita Duarte, quien junto a su familia vivía en condiciones vulnerables al tener una casa que se podía caer en cualquier momento a causa de las lluvias y del viento.

Hoy doña Ivania Benita Duarte, de 63 años, habitante del barrio 8 de Marzo, del Distrito VII en Managua, lloró de felicidad al saber que con la llegada del invierno no se volverá a meter el agua a su casa. Podrá dormir, descansar tranquila sin miedo a que la casa de pedazos de madera y zinc de antes le caiga encima.

Gracias a Dios y al vicealcalde, al comandante Daniel que se acordó de hacerme una casita digna para vivir. Yo me mojaba, luché mucho tiempo para poder construir algo mejor pero nunca pude, pero ahora la tengo por la voluntad de Dios y de todos los que me apoyaron, contó Ivania.

casa1

Mi situación era crítica por todos lados porque el agua de la calle se me metía al patio, mi ropa se me mojaba, pero ahora tengo una casa bonita, yo la veo tan bonita. Acá vivimos cinco personas que estamos agradecidos con el comandante Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo, manifestó.

En esta entrega de vivienda la acompañó el vicealcalde de Managua, Enrique Armas, quien detalló que con esta nueva entrega se está llegando a la casa 287.

Estas viviendas se entregan a personas que viven en situación de riesgo y vulnerabilidad ante las lluvias.

casa1

Nicaragua y China‑Taiwán han hecho un hermanamiento para llevar tranquilidad, bienestar y felicidad a las familias más pobres del país, que por razones económicas no pueden construir sus viviendas de manera segura y que al pasar los años se vuelven más peligrosas.

Estamos solo a trece viviendas dignas para llegar a trescientas viviendas dignas que reciben las familias nicaragüenses gracias a los hermanos de Taiwán. Esta es una bendición del Señor para el pueblo de Nicaragua. Del 2005 al 2015 se habían entregado diez viviendas y a la fecha se han entregado 15 viviendas dignas en este barrio”, explicó Armas.

casa1