Si tu idea es perder peso por tener un parche cosido en la lengua y que sea muy difícil tragar. Tienes la solución.
El parche de lengua es una nueva técnica de microcirugías que supuestamente pude ayudar a las personas a perder hasta 13 kilogramos en un mes.

La experiencia o “tratamiento”, esta diseñado para que ingerir alimentos solidos sea tan doloroso que los pacientes solo consuman líquidos.

El parche de lengua es de un materia denominado Marlex, material que generalmente se utiliza para las operaciones de hernias. El mismo se fija a la parte superior de la lengua con seis puntos de sutura.

Los efectos adversos implican dificultades para hablar y una tendencia a despertar repentinamente del sueño.

El parche de la lengua es una idea original de Dr. Nikolas Chugay , un cirujano plástico de Beverly Hills, quien dijo que a todos los pacientes se les da una dieta fácil de seguir, líquida, que posibilita el satisfacer todas las necesidades nutricionales y reducir al mínimo la ingesta de calorías.

“No tengo la fuerza de voluntad para seguir una dieta, por lo que esta era la única manera”, dice Yomaira Jaspe, una venezolana cuyas decisiones alimentación se dictan actualmente por un parche de plástico cosido en su lengua.