Poco más de 60 mil habitantes de la zona norte del distrito II de Managua, cubiertos en materia de salud por el centro de salud "Sócrates Flores", están siendo restituidos en sus derechos a la salud con la campaña de abatización y fumigación que está impulsando el Ministerio de Salud en esa localidad de Managua, destacó el doctor Freddy Suárez.

El doctor Suárez, subdirector del "Sócrates Flores" afirmó que con las brigadas de la institución están recorriendo los barrios del sector norte del distrito II, buscando los sitios donde se estén criando los zancudos vectores de enfermedades como el dengue para destruirlos, al tiempo que están abatizando los recipientes de agua en las casas del distrito.

De acuerdo con el doctor Suárez, el desplazamiento de las brigadas es parte del Plan Invierno que está siendo impulsado en Managua y en todo el país para reducir la afectación de enfermedades que normalmente brotan en la temporada invernal,

La campaña de abatización, de fumigación y de destrucción de criaderos de los vectores del dengue fue inaugurada por el Gobierno del Presidente Daniel Ortega y por la compañera Rosario Murillo para evitar que la población nicaragüense siga siendo víctima del mosquito aedes agipty, vector del dengue.

El doctor Suárez recordó que aún hay suficientes lugares donde las condiciones prevalecientes en el distrito pueden afectar fuertemente a la población, más específicamente a las que se encuentran en las cercanías del lago Xolotlán.

Combate a distintas enfermedades

Suárez dijo que “tenemos 11 puntos críticos en todo el distrito dos, pero en la parte norte, solo tenemos tres que están en barrios como Santana Norte, Cristo del Rosario y la Cruz, además hay otro que puede calificar como punto crítico que es San Sebastián”.

Entre las enfermedades que el Plan Invierno tiene contemplado combatir está además del dengue, la leptospirosis y las diarreas entre otras, para lo cual además de abatizar, se está desratizando en los sitios que son considerados críticos del distrito.

Respecto de la campaña, Julia Membreño, quien asistía al centro de salud con su pequeña niña agradeció que el gobierno sandinista esté preocupado por evitar la proliferación de enfermedades entre la población nicaragüense y dijo que ella está siguiendo todas las orientaciones de mantener limpia su vivienda, dejar bien tapados los alimentos y lavarse las manos tras ir a los servicios higiénicos o al hacer los alimentos.

Claudia María Duarte afirmó en tanto que no se descuida de la limpieza en su hogar y que al menor indicio de enfermedad en su pequeña, corre hacia el centro de salud para que los médicos chequeen si no es delicado lo que tiene su hija.