Los cinco pescadores que fueron rescatados con vida por la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua luego tras haber permanecido varados durante 11 días en alta mar, se reencontraron por fin con sus familias este domingo.

Los pescadores habían salido a faenar el 6 de mayo a unas 60 millas náuticas de las costas de Masachapa.

Las familias de estos hombres junto a su comunidad, celebraron con gran alegría el hecho, tras haber practicado cultos religiosos y ayunos.

Sergio Espinoza, uno de los rescatados, contó a TN8 cómo al momento de buscar productos, y en medio de la faena tuvieron problemas con el motor.

“Estábamos listos y a la deriva, sin agua, sin comida, estábamos fritos. Nosotros estábamos tranquilos, veníamos cargados de producto, y al encender el motor la máquina se quebró y ahí quedamos a la deriva como a ciento y pico de kilómetros”, relató al noticiero Crónica TN8.

Rommel Mecado, capitán de la lancha, afirmó que para facilitar su rescate, se deshicieron de su carga y armaron remos improvisados con tapas de baldes y palos para llegar hasta una boya a 85 kilómetros de Masachapa.

Esta hazaña les tomó un día y una noche, recorriendo aproximadamente 35 kilómetros.

“Sí sufrimos mucho, más de 10 días en alta mar, dependiendo de una cuerda, dependiendo del motor, porque el motor lo tiré al agua, pero gracias al todopoderoso que está en el cielo”, afirmó.

María Isabel Medina, aseguró que se trata de un milagro de Dios, en quien estuvieron confiados todo el tiempo, además de que agradeció las labores de la fuerza naval y de toda la comunidad que se organizó para este propósito.

“Yo tenía la gran fe de que él iba a aparecer. Pidiéndole a Dios, porque para eso tenemos un Dios que existe, es grande y hace milagros. Le agradezco a todos los que colaboraron, la gente de Masachapa, todo mundo estaba unido en esta búsqueda que no se cansaron hasta dar con ellos”, afirmó.

Cuatro de estos hombres, que se encontraban deshidratados son originarios de Masachapa y uno de Corinto.

El reencuentro tuvo lugar en las instalaciones de la Fuerza Naval, donde se tomaron las medidas higiénicas pertinentes debido a la pandemia de coronavirus que afecta al mundo.