Embajadores, organismos internacionales, empresarios privados y sobre todo, el pueblo, el SOBERANO, apoyan decididamente la construcción del Canal Interoceánico a través de Nicaragua.

Esta es, por primera vez en nuestra historia, que tenemos la gran oportunidad de erradicar por siempre la pobreza en Nicaragua, a la que ha sido sometida por grupos oligárquicos durante siglos.

Es por esa importantísima razón, que el Gobierno Sandinista que lideran el Comandante Daniel Ortega y la Primera Dama Rosario Murillo, apoyados por el pueblo, están apresurados, para de una vez, acabar con la endémica pobreza y darle a nuestros compatriotas una vida digna.

Es por eso que el Comandante Ortega y la Primera Dama enviaron el proyecto de construcción del Canal Interoceánico con carácter de urgencia a la Asamblea Nacional (Congreso), para su pronta aprobación y comenzar, de una vez por todas, el combate final contra la pobreza en nuestro país.

La pareja presidencial está apurada para que, a través de los corredores por donde pasarán el Canal Interoceánico y el corredor ferroviario, conocido como Canal Seco, de un punto a otro de nuestra geografía, nuestro pueblo tenga salarios dignos que superarían con creces los salarios de otros países aparentemente más desarrollados.

Con esa monumental obra, que cambiará para bien el destino de nuestra Patria, miles y miles de nicaragüenses trabajando desde la Costa Atlántica al Pacífico, con turnos de ocho horas, ganado horas extras, con salarios posiblemente cuadruplicados a los actuales.

En vez de exportar nuestra mano de obra, se importaría mano de obra de otros países centroamericanos, mejorando directa e indirectamente las economías de nuestros hermanos centroamericanos y de otras naciones.
A lo largo y ancho por donde pasarán los dos canales se construirán miles y miles de escuelas, floreciendo todos los días el pan del saber.

Los beneficios colaterales de esta monumental obra, serán, entre otras, la construcción de miles y miles de viviendas para nuestro pueblo, construcción de fábricas, restaurantes, paseos, que significan la guerra total a la pobreza, que definitivamente será derrotada.

Embajadores, COSEP Y AMCHAM a favor del Canal

Es por eso que tanto nacional como internacionalmente este extraordinario proyecto es apoyado abrumadoramente.

Asi lo ha destacado el embajador de España en Nicaragua, León De La torre, quien fue directo al asegurar que su país, de hecho, ya está participando de alguna manera, porque apoyó los estudios de prefactibilidad del corredor ferroviario.

Por su parte, el embajador de Corea del Sur, Soon Taen Kim, planteó la posibilidad que su gobierno y empresarios de su país participen en la construcción del Canal, al igual que lo harán otras naciones, porque es un proyecto real y factible un 100 por ciento.

De igual forma se han pronunciado la Federación Rusa, China Taiwan, Japon y otros países, al igual que organismo internacionales como la UNESCO, a través de su representante Juan Bautista Arríen, quien asegura que este estupendo proyecto va a cambiar todo en Nicaragua, pero principalmente los espacios económicos y sociales de los nicaragüenses.

Pero los empresarios nicaragüenses no se quedan atrás y tanto el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), como la Cámara de Comercio Nicaragüense-Americana, la Cámara de constructores, arquitectos e ingenieros apoyan decididamente la construcción del soñado Canal.

Lo único que hasta el momento han solicitado todas esas cámaras es que sean incluidas en la participación en los subproyectos que integran el Gran Canal Interoceánico.

El pelo que NO CAYO en la sopa

Mientras las esperanzas de una vida mejor crece entre la inmensa mayoría de los nicaragüenses, incluyendo profesionales, técnicos y obreros, el Diario La Prensa intentó poner el pelo en la sopa, como dice el refranero popular en Nicaragua.

Sin embargo, ese pelo NO CAYO en la sopa, y los nicaragüenses han rechazado esa postura vende-patria, de un periódico que no le interesa el bienestar de nuestro pueblo, sino sumarse a los que desean mantenerlo en la pobreza.

El cerco se va estrechando contra estos malos nicaragüenses del Diario La Prensa, que está como una fiera acorralada y que sabe que el pueblo le “pasará la factura” como ya lo está haciendo con el desplome cada día de su circulación.

Porque, “señores” del Diario La Prensa, aquí no se trata de que si Nicaragua tiene el 51 por ciento de participación; aquí se trata, FIJENSE BIEN, de crear miles y miles y miles y miles de empleos para los nicaragüenses a lo largo y ancho de nuestra Patria y erradicar de una vez por todas, la pobreza en que las oligarquías mantuvieron a nuestro pueblo.

Entonces, para finalizar, lo único que debemos exigir es que este jueves el plenario de la Asamblea Nacional comience a discutir y APROBAR este grandioso proyecto enviado con urgencia por Daniel y Rosario, porque de eso depende el futuro luminoso que espera a todos nuestros compatriotas.