Ex legisladores que ejercieron labor parlamentaria en diversos periodos, instaron a los actuales diputados de la Asamblea Nacional, a apoyar todas aquellas iniciativas que procuren el crecimiento económico del país, particularmente las leyes que impulsen proyectos como el Gran Canal Interoceánico.

Humberto Castilla, reconocido dirigente liberal en el departamento de Chontales y diputado durante el periodo de los gobiernos de Violeta Chamorro y Arnoldo Alemán, indicó que Nicaragua debería estar de fiesta con la promoción de grandes proyectos, tal es el caso de la propuesta del Gran Canal.

“Por fin se va a dar inicio al sueño de años, de más de cien años de los nicaragüenses que sabemos que tenemos capacidad para ofrecer una vía a nivel interoceánico. Eso lo sabíamos, los panameños se nos adelantaron, hicieron bien y nosotros tenemos que crear una alternativa al Canal de Panamá y esa alternativa se está presentando hoy, con la oportunidad de tener un gobierno que está llevando a efectos un montón de proyectos”, sopesó Castilla.

Indicó que ha estudiado cada propuesta de ley presentada a la Asamblea Nacional, la cuales aseguran las ventajas que tendrá Nicaragua y la permanencia de sus derechos soberanos.

“Vamos a tener fuentes de trabajo dignos para miles de nicaragüenses pobres. Esto no es competencia para Panamá, al contrario es una alternativa que va a trabajar en conjunto. Me entristece escuchar a políticos que tienen el valor de oponerse por oponerse. ¿cómo vas a oponerte a una cosa (proyecto) que está tan transparente, cristalino? (…) hago un vehemente llamado a todos los nicaragüenses a que respaldemos las obras de progresos que nos van a llevar a salir del subdesarrollo”, indicó Castilla.

Extraordinaria oportunidad

El ex diputado conservador Donald Lacayo calificó de extraordinaria oportunidad, la que se está presentando en Nicaragua, la de construir un canal que una el Atlántico y el Pacifico.

“Hay que darle un chance, hay que darle una oportunidad, hay que darle un reconocimiento al Presidente Daniel Ortega, porque hasta ahora se están viendo los resultados tangibles, concretos y específicos de la construcción de ese ambicionado canal”, valoró Lacayo.

Reiteró que a Nicaragua se le presenta una oportunidad como nunca la ha tenido en los últimos 500 años anteriores.

“Démonos un chance los nicaragüenses, actuemos positivamente, creemos las condiciones necesarias para que el mundo nos vea unido a través de un proyecto nacional, que va a transformar la vida no solo de los nicaragüenses, sino de Centroamérica. Creará oportunidades, facilidades, condiciones de mejoría, cambio de vida para miles de miles de nicaragüenses”, puntualizó Lacayo, que también lamentó las críticas de grupos minoritarios.

Subrayó que Nicaragua es un país donde existe libertad de pensamiento, de expresión “todo mundo puede decir lo que le dé la gana, pero si fuéramos un poco más sensatos todo los nicaragüenses, deberíamos estar abocados todos recogiendo millones de firma para decirle al mundo, vean inversionistas, vean gobiernos del mundo entero, nosotros los nicaragüenses estamos unidos alrededor de este proyecto”.

El Subprocurador de Derechos Humanos Adolfo Jarquín Ortel, pidió a los nicaragüenses a dar sus oraciones a la Virgen María y a Dios, porque en un periodo de una década Nicaragua contará con un proyecto que permitirá mayor desarrollo a las familias.

“Espero que en la Asamblea Nacional sea aprobado lo más rápido posible y por unanimidad. No creo que existan nicaragüenses que se opongan al progreso de Nicaragua, al progreso de América Central, Latinoamérica y el Mundo, porque este canal va a contribuir con el mundo, con el tráfico internacional del comercio”, indicó Jarquín Ortel.

Lamentó que sectores minoritarios estén promoviendo una “campaña politiquera” contra el proyecto, la cual “tiende a fracasar” porque toda la población está entusiasmada con los efectos colaterales que provocará el canal.