Por ser una mujer de principios morales, revolucionarios y por su compromiso de asumir las tareas encomendadas por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), así será recordada la diputada sandinista y destacada educadora, Antonia del Carmen Vílchez Salinas.

Con el sentimiento que los embarga y el dolor de la pérdida, sus amigos, familiares y compañeros de lucha se reunieron en su casa en Granada, reiterando el compromiso de seguir con su legado.

Su hermana Isaura Vílchez, expresó que Antonia les heredó ese amor profundo por la patria y el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y reiteró que siempre estarán dispuestos a seguir con su convicción, su ejemplo, humildad, capacidad y lucha como mujer y militante.

Este martes se realizó en la parroquia San Juan Bosco, en Granada, una misa de cuerpo presente, en la que, el padre Pedro Flores, resaltó en Vílchez sus obras de misericordia y cristianas.

"La Parroquia y Consejo Parroquial, expresamos nuestras condolencias, se ha marchado una hija de nuestro pueblo, que viene desde abajo, pero que en el cielo intercede por nosotros", agregó.

Yadira Solano Salina, Secretaria Política departamental de Granada destacó de la educadora, su honestidad y honradez, “las familias y la militancia de Granada le estamos acompañando, porque sembró un gran compromiso y legado de amor”.

Domingo Pérez, Secretario general de UNE-Nacional, expresó que, Antonia, siempre será recordada como una militante del frente Sandinista, maestra de toda su vida y dirigente de Anden, “una compañera entrañable y ejemplar y aunque se va físicamente nos deja su legado de ejemplo, capacidad y lucha como mujer del Frente Sandinista y andenista.

Gloria Aguirre, Secretaria de Igualdad y Género de la CST-Anden, no podía contener sus lágrimas, mientras recordaba a su amiga, “hablar de Antonia, es hablar de una compañera humilde, disciplinada, con corazón, humanista, y es por eso que ella siempre vivirá en el corazón de todos nosotros.”.

Una mujer que nunca rehuyó a ninguna tarea

Estuvieron presentes el profesor José Antonio Zepeda, secretario general de la Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua (Anden) y el diputado Douglas Alemán.

Visiblemente conmovido, el profesor Antonio Zepeda, mencionó que Antonia fue una mujer que nunca rehuyó a ninguna tarea que se le encomendaba.

Estará siempre presente en nuestro accionar, tareas políticas, tareas organizativas y en el compromiso como ciudadana, madre, hija y compañera su responsabilidad de asumir las tarea encomendadas”.

El profesor Orlando Pineda, la recordará como una mujer muy disciplinada, entregada al trabajo, no solo al magisterio, sino una maestra que se daba cuenta que tenía que estar con el pueblo.

La familia, la patria, la revolución y el FSLN hemos perdido a una gran compañera, pero lo más importante es tomar su legado, especialmente en la humildad, en la entrega total de esta gran mujer de principios morales y revolucionarios”.

¡Antonia Vílchez, hasta la victoria siempre!

Familiares, compañeros de la Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua (Anden), militantes del FSLN acompañaron a la destacada dirigente hasta su última morada.

Al llegar al cementerio central de Granada, el profesor Zepeda se despidió con unas palabras emotivas de su gran amiga y compañera inclaudicable.

Nos volveremos a encontrar y como vos decías: ¡Me voy, te vas, si me quedo, te quedas y si andamos juntos, nos vamos juntos!”

Así que, estamos aquí cumpliendo con lo que ella nos decía, hay que seguir adelante, cumpliendo y construyendo la paz, la armonía y la tranquilidad”, añadió Zepeda.

Su yerno Luis Armando Rivas, resaltó de la destacada Andenista, ser una persona solidaria, desprendida de lo material y en apoyo a las demás personas, “y ese es el ejemplo que todos debemos seguir, y siempre la vamos a recordar y llevarla en nuestros corazones”.

Al finalizar, sus hermanas entonaron el himno al maestro nicaragüense, como un homenaje a su entrega y destacada labor como educadora, y dirigente nacional de Anden.