Investigadores del Centro de Biología Molecular de la Universidad Centroamericana de Nicaragua recopilan muestras de Ácido Desoxirribonucleico (ADN) de las especies marinas, tanto en el Pacífico como en el Caribe bajo jurisdicción de este país.

La intención de los involucrados en el proyecto, iniciado en 2011 y de gran valor científico para esta nación istmeña, es acopiar información genética de las variedades animales en la zona y crear un archivo genómico de estas.

Según el titular de la institución, Jorge Huete, hasta la fecha recolectaron datos de dos mil 500 especies en la caribeña zona de Corn Island y en Padre Ramo, situado a 178 kilómetros al noroeste de Managua.

Con este archivo genómico se establecerá un registro del estado de la biodiversidad marina, que facilitará la investigación de los ecosistemas y sentará las bases de nuevos descubrimientos y prácticas de conservación, consideró el doctor en Bioquímica y Biología Molecular.

Para el investigador, ello asegurará la sostenibilidad ambiental del patrimonio natural de Nicaragua y permitirá su desarrollo.

El programa contempla, además promover la transferencia de tecnología a las comunidades involucradas y el diseño de políticas de conservación y manejo sostenible.

De acuerdo con el cronograma de investigación, la primera fase del proyecto durará de tres a cuatro años más, lo que resulta poco si se consideran el caso de Brasil, necesitado de al menos 80 años para mapear toda su biodiversidad marina, comentó.