SOLO CRISTO SALVA, el estado sionista de Israel no salva.

Muchos hermanos evangélicos andan predicando “otro evangelio” según el cual el estado sionista de Israel es la encarnación y el cumplimiento profético de las promesas de Dios a Abraham, pero un estudio cuidadoso de las propias palabras de Cristo revelan todo lo contrario.

El judaísmo que rechazó, persiguió, juzgó y finalmente condenó a Cristo es exactamente la misma doctrina e ideología del moderno estado sionista de Israel. Los sionistas de hoy no creen en Jesucristo y siguen esperando al “verdadero” Mesias prometido. El Cristo de los cristianos fue rechazado por los judíos como un impostor.

La religión judía, representado en la época de Cristo por las sectas de los Escribas y Fariseos, no solo rechazaron a Cristo como un impostor, sino que invocaron una autoridad espiritual superior a Cristo, según ellos. Los judíos le dijeron a Cristo: “Linaje de Abraham somos’ [Juan 8:33].

El argumento judaico del “otro evangelio” el cual hace del profeta Abraham la piedra angular de la vida eterna y que convierte en idolatría pagana al estado sionista de Israel, “Linaje de Abraham somos” es rechazado tajantemente por Jesus cuando el les responde: “Vosotros sois de vuestro padre el Diablo” [Juan 8:44].

La naturaleza eterna de Jesucristo como el único Salvador y Redentor de la humanidad muy por encima de cualquier derecho Abrahámico como el invocado por los judíos ante Jesús, es confirmada por el propio Cristo cuando el dice: “Antes que Abraham fuese, yo soy”[Juan 8:58]. Se trata del mismo Verbo de Dios hecho carne que se le reveló a Moises diciendo “Yo soy el que soy” [Exodo 3:14[.

Es el mismo Enmanuel, “Dios con nosotros” que escuchó el clamor de los esclavos israelitas en Egipto y descendió para liberarlos. Es el mismo Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. El el mismo que increpta a la soldadesca del imperio romano que ocupaba su pais y les pregunta: “A quien buscais”? A Jesús Nazareno responden los soldados romanos. “Os he dicho que yo soy”, cuando Jesus les dice “Yo Soy” los romanos caen desmayados ante la revelacion del poder de su resurrección quien aún estando en el reino de la muerte, seguía siendo el autor de la vida [Juan 18:5-6].

Durante la ofensiva final o insurreccion popular del pueblo de Nicaragua en contra de la tiranía somocista, el dictador Anastasio Somoza utilizó aviones “Push-n-Pull “ israelíes para bombardear al pueblo. La Guardia Nacional somocista utilizaba ametralladoras GALIL israelíes fabricadas en Galilea y suministradas a Somoza por el gobierno sionista de Israel.

Asesores militares israelíes combatieron al lado de las tropas élite de la Escuela de Entrenamiento Básico de Infanteria, EEBI, que comandaba el hijo de Somoza, conocido como “El Chigüin, Anastasio Somoza Portocarrero. El presidente de Estados Unidos Jimmy Carter decretó un embargo de armas a Somoza por sus múltiples violaciones a los derechos humanos.

Los suministros de armas israelíes burlaron e hicieron inefectivo el embargo de armas estadounidense contra Somoza. Carter se vió obligado a ordenarle a la CIA que interceptara en alta mar un barco israelí con armas para Somoza.

El gobierno Sandinista de Nicaragua no tiene relaciones diplomáticas con Israel y existen poderosas razones históricas para ello. Muchos evangélicos nicaragüenses, quienes se dejan llevar mas por los prejuicios ideológicos del somocismo y el imperialismo que por la autoridad de las Sagradas Escrituras, consideran que el presidente Ortega no debió romper relaciones diplomáticas con el estado sionista de Israel, luego que Israel asesinara a 10 activistas civiles de la “Flotilla de la Libertad” quienes llevaban ayuda humanitaria para el pueblo palestino.

Quienes reclamaron por la ruptura de relaciones diplomáticas con Israel, alegando derechos bíblicos cometen el sacrilegio de enlodar el prestigio del Evangelio con un estado terrorista que masacra diariamente al pueblo palestino y que fue un sangriento aliado de la tirania somocista hasta el final.

El sionismo y el somocismo son caras de una misma moneda. Ambos son sistemas terroristas de dominación y de muerte. Ambos coincidían plenamente en sus ejes ideológicos. Durante los 45 años de tiranía somocista, Nicaragua siempre votó en las Naciones Unidas exactamente en la misma forma que Estados Unidos.

Israel hace hoy exactamente lo mismo, especialmente en el caso del bloquéo comercial contra Cuba, en donde solo Israel y Palau (una islita en las profundidades del Pacifico), votan junto con Estados Unidos, mientras el resto del mundo vota a favor de Cuba.

La vida eterna no depende de raza, ni de sangre de ni los genes de mi padre sino de la fe en Jesucristo. Las promesas de Dios a Abraham, “En ti serán benditas todas las naciones de la tierra” [Genesis 22:18] tienen pleno cumplimiento en Jesucristo, luego que los judíos rechazaron a Jesucristo, tal como lo registra el evangelio de Juan:

“A lo suyo vino, pero los suyos no lo recibieron. Mas a todos los que lo recibieron,

a quienes creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.

Estos no nacieron de sangre, ni por voluntad de carne, ni por voluntad de varón,

sino de Dios.” [Juan 1:11-13].