El periodista y analista político William Grigsby Vado, destacó hoy en la revista En Vivo de Canal 4, que el comandante Tomás Borge, fundador del Frente Sandinista de Liberación Nacional es la personificación de la lealtad.

Tomás, para mí, es la personificación de la lealtad. Lealtad no solo al Frente Sandinista, lealtad más allá del Frente, al pueblo de Nicaragua”, dijo en ocasión de celebrarse hoy el octavo aniversario de su paso a otro plano de vida..

Lealtad a la lucha revolucionaria del pueblo de Nicaragua. Y vos observas a Tomás a lo largo de toda su trayectoria que es un canto a la lealtad”, enfatizó.

Es decir, si él abrazaba una causa no te la iba a traicionar por ningún motivo, ni por dinero, ni por vergüenza, ni por halago. Estaba en esa causa y en esa causa iba a morir. Esa era la causa del Frente”, añadió.

Y yo me pregunto ahora, estamos en 2020, esto hace ya 45 años, o algo así, cómo es capaz un ser humano de aguantar tres huelgas de hambre, una de ellas de 63 días, mantener no solamente la convicción y la firmeza intacta, sino la lucidez, porque sin azúcar y sin agua un ser humano difícilmente procesa los pensamientos, las ideas con coherencia y él lo logró”, reflexionó el analista.

Recordó que Tomás Borge en esa época “llegó a pesar 85 y pico libras. O sea cómo explicas eso.. Solamente la fortaleza espiritual y mental de un hombre que está convencido de lo que está haciendo y va hasta las últimas consecuencias”, resaltó.

O sea, eso es difícil emularlo y mucho más difícil encontrarla hoy en día en cualquier circunstancia”, dijo.

Estaba leyendo de una luchador kurda, por ejemplo, cantante, murió en una huelga de hambre a los 29 días, te imaginas ella murió a los 29 días, una cantante muy guapa era, Tomás aguanto 63 días y fue su tercera huelga de hambre”, refirió.

 “No era su primera huelga, era su tercera. Estás hablando que estaba preso en 76, sale en el 78, en ese cortísimo periodo tres huelgas de hambre. No hay cuerpo que lo resista, pero además, no era que él estaba en un hotel y decidía hacer la huelga. Vapuleado, torturado, aislado, me parece a mí que no encontramos la dimensión correcta del aislamiento”, recalcó Grigsby.

Un día yo platicaba que si vos estás más de 24 horas sin tener ningún contacto con otro ser humano, ni siquiera por tu celular, internet, por nada, ni por teléfono, ni personalmente con nadie, con 24 horas que estés así ya te comenzás a descomponer”, indicó.

Él estuvo casi tres meses solo en una celda, aislado por la guardia en la Cárcel Modelo en un pabellón solitario, después lo pusieron a Marcio (Jaén) para disimular, hasta que se desató la lucha nacional por sacarlo de ese aislamiento en abril mayo de 1977 y que desemboca en la creación por ejemplo, de la Asociación de Estudiantes de Secundaria”, señaló.

La consigna era para Marcio y Tomás, que no los aíslen más”, recordó.

En aquella época la imagen de Tomás creció de manera exponencial, en el seno del pueblo de Nicaragua. Aquellas fotos que se sacaron de él en la cárcel, cuando sale de la huelga de hambre. Todo eso impactó de manera muy grande en el pueblo, en la emoción, en la imagen, en el alma del pueblo nicaragüense.

Sobre porque es un hombre que por sus ideas, por sus convicciones, es capaz de ese sacrificio.