Varias cuadrillas de fumigación se desplegaron en los municipios de Managua, Tipitapa, Ticuantepe y San Rafael del Sur, para reforzar el control de los focos de casos sospechosos de dengue en el departamento.

En el barrio Jonathan González de la ciudad capital, una cuadrilla compuesta por 20 trabajadores del Silais Managua fumigó al menos 160 viviendas, luego de constatar que en la zona fueron detectados dos casos sospechosos de dengue.

En esta ocasión los brigadistas de salud andan mejor preparados, utilizando moto mochilas con una sustancia más efectiva contra los mosquitos adultos, indicó Johnny Barreda, jefe de la brigada.

En total en el departamento de Managua se están atendiendo 15 casos sospechosos, detalló Barreda.

La población de la localidad colaboró con los brigadistas de salud abriéndoles las puertas de sus casas y sacando los animales domésticos a la calle, mientras los fumigadores rocían el veneno que mata a los zancudos.

Doña María Iglesias, vecina del lugar, indicó que la población debe estar atenta de los casos sospechosos y avisar al Silais para controlar cualquier foco de mosquitos.

“Esto es maravilloso, es el único gobierno que se preocupa por su pueblo, sobre todo por la niñez porque aquí hay bastante sancudos y charcas”, agregó Iglesias.

Rosa Argentina Ríos, madre de varios menores de edad, explicó que ahora se sentirá más segura de que sus niños no se enfermarán, porque el Ministerio de Salud está realizando un excelente trabajo en la jornada de lucha contra el dengue.

Los pobladores del Jonathan González también exhortaron a la población capitalina para que contribuya con las cuadrillas del Silais en la fumigación de los lugares donde existen casos sospechosos.

“Esa es la única manera que nos garantiza que vamos a estar bien, para ganarle la batalla al dengue la fumigación es importante y no deben haber casas que se queden sin fumigar porque el mosquito aprovecha cualquier lugar para reproducirse”, comentó Sergio Laínez.