Una Mirada a la Educación: el Maestro y la Maestra, fue el tema impartido la mañana de este viernes a docentes de todo el territorio nacional durante el segundo encuentro en el que participan los educadores que reciben el Diplomado “Mejoramiento de la Calidad Educativa en Nicaragua” tema el cual fue impartido por el compañero Juan Bautista Arríen, representante de la Organización de Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura.

La dinámica de este encuentro se basó en la participación de los educadores de todo el país, los que se hicieron presentes a las escuelas bases, donde debatieron y compartieron sus experiencias de cómo se ubican ellos ante sus estudiantes y la comunidad.

Para los maestros, estos encuentros representan un gran avance para el magisterio ya que de esta manera están fortaleciendo sus conocimientos y valorando el rol desempeñado en los salones de clase, donde además de formar a los estudiantes, son ejemplo para los mismos.

“Recordemos que estas reflexiones son las que nos llevan a los docentes hacer grandes cambios en nuestra pedagogía, nos permiten el desarrollo de la calidad educativa que anhela el Gobierno Sandinista para construir una nueva sociedad, además contribuye a que los maestros mejoremos en la interacción con nuestros alumnos” comentó Esther Berroterán, directora del Centro Escolar Villa Libertad.

De igual manera la docente Aura Ramírez, manifestó que el debate les permitió identificar las características de los maestros, las que les permitirán un mejor desarrollo de los contenidos impartidos al estudiantado.

“Los maestros debemos saber que esas características que nos hacen únicos son las que también nos hacen insuperables frente a nuestros alumnos y por ellos debemos presentarnos bien, cuando estamos delante de ellos ya que todos perciben todo lo de sus maestros guías demostramos al momento de estar con ellos en las aulas de clases” destacó.

Carmen Machado, también expresó que con los diplomados recibidos no solo se ha mejorado la enseñanza de los alumnos sino también la formación de los educadores, los que por muchos años aspiraron a este tipo de capacitaciones.

“Los diplomados han sido muy transformadores para nosotros porque contribuyen al proceso educativo y a la formación de cada uno de nosotros, lo que nos permite ser mejores maestros y mejores formadores, logrando de esta manera que nuestros alumnos tengan una mejor preparación por nuestra parte” añadió Machado.

Con la implementación de este diplomado, la calidad en el sistema educativo ha mejorado en gran manera, permitiendo así una formación integral a los docentes, los que luego comparten sus conocimientos con los estudiantes, logrando de esta manera un mejor rendimiento en los jóvenes y alcanzando de esta manera la calidad en la educación.