Con un gol de Vinicius a los dos minutos del partido, Brasil logró el triunfo 1-0 sobre Colombia, con el que se coronó en el Torneo Esperanzas de Toulón.

La selección canarinha pudo haber aumentado su ventaja a los 35' con un mano a mano de Vinicius, pero el arquero Christian Bonilla le adivinó la intención.

En la segunda parte, ambos equipos se lanzaron al ataque y consiguieron sus primeras chances con balones parados.

Fue el séptimo título para Brasil en esta competencia juvenil y Vinicius terminó como máximo artillero con tres goles. igualado con el mexicano José Javier Arbella y el portugués Roberto Gomes Aladje. El delantero brasileño Yuri Mamute, del Gremio de Porto Alegre, fue elegido mejor jugador del torneo.

Con este triunfo, Brasil logró el tercer triunfo latinoamericano consecutivo en el torneo y el cuarto en las cinco últimas ediciones, tras las victorias de Chile (2009), Colombia (2011) y México (2012). Brasil, que había ganado en seis ediciones anteriores, se había llevado el trofeo por última vez en 2002.

Con siete títulos se acerca a Francia, que ostenta el récord de triunfos con once. En el partido por el tercer puesto, que se jugó poco antes también en Niza, Francia se impuso a Portugal por 2-1.