Los precios y el abastecimiento de lácteos, carnes y perecederos se mantienen estables en el mercado Roberto Huembes, donde los trabajadores por cuenta propia garantizan la alimentación de sus familias y potencializan la actividad económica local y nacional.

Rosaura Santamaría, vendedora de carne, brindó detalle de los precios de la carne de cerdo y res, la cual varía según los cortes, sin embargo, no han aumentado durante la semana en curso.

“Los precios se mantienen, la aguja de cerdo cuesta 50 córdobas la libra, la costilla 65, posta 70 córdobas, en cuanto a la carne de res, el contra lomo vale 65 la libra, la carne de bistec tiene un precio de 80 córdobas la libra, siempre tratamos de garantizar estabilidad en los precios para que el consumidor no deje de venir a hacer sus compras”, dijo.

En cuanto al precio de los lácteos, Tania Tapia, manifiesta que hay bastante producción de leche, lo cual genera abastecimiento de los productos derivados y que son de gran demanda en los hogares nicaragüenses.

La libra de queso seco la tenemos en 65 córdobas, es un queso de primera calidad y durabilidad, la libra de crema está a 48 córdobas, mantequilla a 46 córdobas, la cajilla de huevos a 70 córdobas. Nosotros mantenemos el precio porque sabemos que las familias tienen que economizar su dinero y esta es una manera de mantener a nuestros clientes”, expresó.

En cuanto a los perecederos como tomates, cebolla y chiltoma, la comerciante Marjorie Hurtado manifestó que los tomates han bajado en su precio, la docena tiene un costo de 30 córdobas, la cebolla a 15 la libra, la de papa está a 17 córdobas. El plátano registra una baja en sus precios, al igual que el repollo que se encuentra a 20 córdobas la unidad.