El Gobierno del Presidente Daniel Ortega, a través del Instituto Nacional de la Vivienda Urbana y Rural (INVUR), junto con la organización American Nicaraguan Foundation entregaron 25 viviendas a familias campesinas de La Bonanza, jurisdicción del municipio de La Dalia, en el departamento de Matagalpa.

Estas 25 viviendas fueron construidas bajo el programa de construcción de viviendas en tierra donada por el productor de café y cacao en la zona, Adolfo Chamorro para que los trabajadores de la hacienda, que nunca tuvieron donde vivir, pudieran obtener una casa digna.

De acuerdo con la presidenta del INVUR, Judith Silva, las 25 viviendas construidas en la comunidad de La Bonanza forman parte de un esfuerzo mayor en toda la zona que abarca unas 75 viviendas para beneficiar a 75 familias empobrecidas, restituyéndoles el derecho a vivir en forma mejor, digna, para lo cual hay un esfuerzo del gobierno central, del gobierno municipal, de las familias y de American Nicaraguan Foundation.

Recordó que la compañera Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía anunciaba todo un plan del gobierno del Comandante Daniel Ortega, de un total de 964 viviendas para personas pobres.

Entre tanto Lilliam de Argüello, director de American Nicaraguan Foundation, recordó que el proyecto en total tiene 75 casas, el que ha contando con él apoyo del obispo de Filadefia, Estados Unidos, Francisco Smith, el organismo Food Fort he Poor, Inc (Alimentos para los pobres) y el INVUR.

Familias beneficiarias antes no tenían nada

María Ramos beneficiaria del proyecto junto con su esposo, dijo que por ser una familia muy pobre antes no tenían nada y gracias a Dios ahora tienen una casa digna porque fue construida por el gobierno del presidente Daniel Ortega por medio de INVUR.

A la vez manifestó que “las condiciones de vida de mi familia han cambiado y mejorado y ahora me siento alegre porque tenemos una vivienda digna y ya no vamos a andar posando con nuestros hijos que están creciendo en mi hogar”.

Entre tanto Martin Blandón Mendoza expresó que “me siente alegre porque antes no tenía una casita y ahora ya la tiene por lo cual le doy gracias primeramente a Dios por haberme dado esa casa, al presidente Daniel Ortega y al dueño del hacienda Adolfo Chamorro que donó la tierra para que tuviéramos esa casa”.

Por su lado, Omar Granados otro trabajador de la hacienda dijo “yo vivía aquí arriba, no tenía casa y ahora tengo mi propia casa debido a que la gente de INVUR llegó y se hicieron las viviendas, por lo que ahora me siente alegre porque es un beneficio que el gobierno nos está dando”.