La compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de República recalcó que el Gobierno de Nicaragua trabaja con empeño, con amor cristiano, con esperanza, todo nuestro responsable trabajo, nuestro cariño que es también responsabilidad”, subrayó.

“Hoy lunes 20, de abril el 2020, damos gracias a Dios por la inspiración y la fuerza que nos da. El compromiso que crece en nosotros y que nos fortalece para seguir buscando con afán solidario, ese bien común, ¿Qué es el bien común hoy? Saber luchar juntos para protegernos y para defender la vida en todas sus formas, para protegernos y defender la salud para todos y en todas sus formas, protección y defensa de los derechos de todos y del bien de todos, en este modelo tan importante, tan valioso, de presencia directa de familia y comunidad. Vida Valiente", dijo.

Destacó que el Santo Padre hoy lunes 20 de abril decía en su misa cotidiana que “ser cristiano no es solamente cumplir los mandamientos, claro que hay que cumplirlos, pero no eres un buen cristiano si te quedas ahí. Ser buen cristiano es dejar que el espíritu entre en nosotros y nos conduzca donde él, nuestro Dios, quiere, lo que nos invita a nacer de nuevo”.

“Espíritu Santo que entra en nosotros, que nos guíe, porque dice: la definición del espíritu que Jesús da, el viento sopla donde quiere, y se oye su voz, pero no sabes de dónde viene, ni a donde va, todo el que nace del espíritu, se deja llevar de una parte a otra por el Espíritu Santo, y esa es la libertad del espíritu”, comentó.

Añadió que el cristiano no debe detenerse solamente en el cumplimiento de los mandamientos, hay que cumplirlos, pero hay que ir más allá, hacia el renacer, hacia el nuevo nacimiento que es el nacimiento en el espíritu, que nos da libertad de espíritu.

“Pensamos, sentimos, sabemos que hay que ser valiente para vivir como cristianos, para renacer todos los días, para escuchar al espíritu y seguirle con confianza absoluta que nos da la fe, creemos y sabemos que creyendo y confiando en Dios vamos adelante”, enfatizó.

La compañera Rosario dijo que ¡Qué mejor que iniciar la semana pidiéndole al Señor que nos haga a todos instrumentos de su paz!

La compañera Rosario dio lectura a la oración de San Francisco.

¡Señor, haz de mí un instrumento de tu paz!

Que allí donde haya odio, llevemos amor;
donde haya ofensa, llevemos perdón;
donde haya discordia, llevemos la unión;
donde haya duda, llevemos la fe;
donde haya error, llevemos la verdad;

donde haya desesperación, llevemos la alegría;
donde haya tinieblas, llevemos la luz;

Y pidiéndole que nosotros no busquemos ser consolados, sino consolar
Que no busquemos ser comprendido sino comprender;
Que no busquemos ser amado sino amar;

“Amar a Dios y al prójimo sobre todas las cosas, porque es dando como recibimos, perdonando como ese es perdonado y viendo como resucitamos a la vida eterna de la muerte, del ego, de los egoísmos, la muerte de lo que sabemos debemos dejar atrás para instalar un mundo mejor, con el trabajo y con el buen corazón de todos”, reiteró.

Añadió que como cristianos sabemos que Dios nos ama y que debemos entender que vivir es ser valiente, y que vivir es escuchar al espíritu, saberle escuchar, y movernos y seguir caminando.

En este sentido dijo que ayer fue el día de la Divina Misericordia,desde la confianza en Dios lo vivimos llenos de fe y esperanza, sabiendo escuchar en todos los retos, en todos los desafíos, escuchar y ver las señales, escuchar la voz de Dios. Aprender de Dios nuestro Padre, aprender cada vez más a ser valientes, valerosos, a vivir como hermanos, como comunidad, a compartir conviviendo, aunque parezca difícil, y por difícil es más hermoso todavía, porque es más intenso el desafío”.

Misterioso son los caminos del señor, misterioso y poderoso es el nombre de Jesús, que se manifiesta a diario en todas las circunstancias, en todos los momentos, y nos habla al corazón y nos enseña. Jesús misterioso, poderoso, nos enseña a no tener miedo, a confiar, a ser valeroso, a tener siempre el valor de amar y el valor de reconocer a Dios y de agradecer las señales y prodigios que nos envía, aunque nos parezca difícil”.

Dijo que también en las dificultades están sus señales, están sus prodigios, están sus milagros. “Nacemos de nuevo ante las dificultades, ante las puertas que debemos tocar y seguir abriendo, ante los corazones nuestros de todos que debemos tocar y trabajar. A cada uno de nosotros nos corresponde seguir abriendo el corazón con buena fe. Seguir abriendo el entendimiento para ver los milagros del amor. Pedimos a Dios encontrarnos siempre y en todo momento con esa fuerza suya, y saber recibir con humildad la energía que nos da en todo momento y en cada amanecer, energía indispensable para vivir como hermanos, como cristianos en el sagrado deber del bien común y de la comunidad fraternal”.

Finalmente recordó que esta semana, entre el 21 y 27 de abril se celebra con devoción a la virgen de los desamparados en Malacatoya. A San Jorge, en Rivas y en Waslala, Matagalpa. A San Marcos Evangelista en Carazo, a San Benito de Palermo en Muy Muy, Matagalpa y también inician las fiestas de la Santa Cruz en Jinotega, en Tísma, Masaya y en Dolores, Carazo.